¿Soy demasiado joven para escribir una historia?

Tabla de contenidos

Spoiler de rigor: ¡ser joven no es una enfermedad!

Pero formular la pregunta es bastante legítimo, como toda la miríada de preguntas que jalonan el curso de los escritores. El arte está en constante cuestionamiento.

Además, en una inspección más cercana, ¡los “autores jóvenes” no son realmente tan jóvenes! Rara vez tienen menos de 20 años y prefieren coquetear con los 30. ¡Pero ahí es cuando salen a la luz!

Detrás de esta pregunta, hay otras, subyacentes:

  • «¿Tengo algo que decir a mi edad?» «
  • «¿Puedo escribir una buena historia?» «

La fábrica de preguntas funciona a toda máquina y quedarán sin respuesta hasta que estés tomado acción.

Obviamente, cuanto más joven eres, menos legítimo te sientes. El síndrome del impostor no es solo para los inexpertos; acompañará el curso de cada individuo, independientemente de su edad. Lo encontramos en la escuela, en el trabajo, enamorado, ¡está en todas partes! Debemos aprender lo más rápido posible a reconocerlo y manejarlo.

Lo primero que podemos hacer para tener una mente positiva y el estado mental correcto:

1- Ten un modelo que te estimule:

Carlos Antonio CROS es el autor más joven de Francia. Publicó su primera novela a los 9 años, en 2008. Hoy cuenta con 6 libros en su haber. ¡Sus libros se venden hasta en China!

¿Cuál es su receta? Está inmerso en la literatura, gracias a su madre, directora de Éditions du Lys Noir, y autora de novelas policíacas para niños. Escribe historias de piratas en 4 meses, en un torrente de inspiración que no se detiene hasta el final.

Si Charles Antoine puede hacerlo, ¿por qué no puedes tú, honestamente?

Ritaj Al-Hazmi tiene 12 años y vive en Arabia Saudita. Tiene todas las cualidades para convertirse en tu mentora: a través de sus libros, quiere inspirar a las personas a perseguir sus sueños. (Hágale el crédito, demande el suyo.) Ella escribe historias ficticias.

Leer también:  Edición de libros: planifica y reduce tus costes de impresión

Comenzó con un amor por los libros y se formó en técnicas literarias para poder publicar. Hoy, a los 12 años, quiere transmitir sus conocimientos.

¿Dirías que es una impostora?

RITAJ AL HAZMI
Ritaj Al-Hazmi

Y esto no le sucede solo a otros: vea a nuestra joven escritora exitosa Lena Lartigue (13 años en ese momento), quien imprime sus libros en autoedición en su atentamente Tu novela.

LIBRO NEWT LENA LARTIGUE
lena lartigue

Como puedes ver, no hay edad para escribir una historia.

2 – Sumérgete en el mundo literario:

¿Has notado algo en común en la carrera de los dos autores más jóvenes del mundo? Se vieron inmersos desde la más tierna infancia en el universo literario.

¡Y esta es la clave! Cuando las cosas están ahí, al alcance de la mano, todo se siente natural. No hay dificultad en «dar el paso».

¿Tus padres no son iniciados? No importa. ¡Sumérgete!

Vaya a clubes de lectura, pase el rato con autores, pida consejo. Gracias a las plataformas de blogs o redes sociales, se puede acceder a muchos perfiles muy interesantes, incluso si eres tímido.

Sugerencia: comience dejando un comentario debajo de esta publicación para conectarse con personas que lo apoyarán o participarán en foros.

Poco a poco te sentirás conectado a este universo, serás parte de él. ¡Habrás ahuyentado el síndrome del impostor!

3 – Entrénate para dominar la escritura:

Este es el núcleo común a todos aspirantes a escritores.

  • Si aún estás en el bachillerato, puedes orientarte fácilmente hacia los estudios literarios en el Máster de Creación Literaria o Escritura Creativa. Sería la solución más barata.
  • También puedes participar en talleres universitarios.
  • Cada vez es más frecuente que los propios autores produzcan clases magistrales. Serás entrenado por Bernard Werber, Éric-Emmanuel Schmitt, y podrás intercambiar regularmente con mentores como Florence Sultan. Una solución más costosa a menos que ya hayas trabajado y hayas acumulado suficiente CPF para el 100% de apoyo.
Leer también:  Secretos al descubierto: ¿Cómo es realmente un manuscrito?

Libre o no, tienes que invertir, invertir en ti, para crecer, evolucionar y dar el salto.

Y después ?

Cuáles son tus metas ?

Escribir una autobiografía

Tenga cuidado, no ceda ante el impostor. ¿Tienes una vida? Así que tienes cosas de qué hablar.

Esto es a menudo lo que te empuja a escribir: un acontecimiento significativo, un exceso de emociones que hay que evacuar sobre el papel para no alimentar a unos cuantos demonios que con gusto harían una pequeña bomba atómica con tus sentimientos.

Aún no lo sabes, pero escribir es terapia. Esto permite vaciar la bolsa sobre el papel, en lugar de vaciarla sobre alguien.

Tu vida está llena, de pequeñas anécdotas, de un día a día que podrías divertirte romantizando. Un argumento inocuo, revisitado por tu imaginación, quizás en el origen de un libro, ¿por qué no?

Tomemos como ejemplo a Raymond Quesneau: en sus Ejercicios de estilo, escribe la misma historia 99 veces de una manera totalmente diferente.

Una historia de unas pocas líneas, un momento de la vida. Una pequeña escena que se convierte en un libro.

Así que, vuelve a tu diario y aprovecha que tus recuerdos aún están frescos, y la retrospectiva bastante corta, para prueba la aventura.

La experiencia es relajante. Y no hay mayor prueba de amor para legar a tus futuros hijos o a tus padres que un libro en el que descubres tu verdad (¡y sin cortarte!)

Escribir un manga

Estás en la edad más prolífica para crear un manga. Si esta es tu idea, entonces eres un aficionado al género. Había que dibujar, esbozar, imaginar peleas, poderes, personajes.

Pasaste horas devorando los programas y diseccionando cada toma, cuando tus padres pensaban que te estabas divirtiendo.

Escribir un manga es a menudo una colaboración entre un guionista y un diseñador.

Leer también:  Tener éxito como autor y publicar un libro

Este trabajo en parejas es bastante motivador en caso de que seas más del tipo de retrasar los plazos o temer la hoja en blanco.

Además, es una oportunidad, la comunidad está animada y muy implicada. Fácilmente, recibiría comentarios, consejos, siempre y cuando su trabajo sea exitoso y haya seguido las recomendaciones para hacer su atractiva impresión de manga.

Escribir una novela

Por lo general, un joven escribirá una novela que se adapte a su categoría. Será más fácil empezar con una novela fantástica o de aventuras que empezar con un ensayo filosófico dirigido a adultos.

Pero no digamos “fuente, no beberé tu agua”, un pequeño genio podría editar milagrosamente un libro que nos contradiría.

Si seguimos el ejemplo de nuestros modelos, arriba, han escrito historias que salen de su imaginación, seguramente muy fructíferas por su corta edad, y en áreas que les gustan especialmente.

El ejercicio ya no es sencillo, tampoco debemos dominar al menos un pilar del libro: el ¿qué?

Nuestras recomendaciones finales:

  • No seas demasiado duro contigo mismo.
  • Establezca objetivos cortos (cuantas páginas, número de palabras para escribir durante las vacaciones, por ejemplo).
  • Permitirle mezclar géneros y no «encajar en las cajas».
  • Siente emociones y diviértete lo más posible.

Un último consejo: nunca pierdas de vista el hecho de que estás escribiendo un libro y que el objetivo final es que tu historia se convierta en un libro. ¡Esta es la razón por la cual la autoedición existe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram