El precio de las Palabras: La injusta caída en las ganancias de los Escritores

Autores en Apuros: La Lucha por la Remuneración
Tabla de contenidos

Había una vez, en un mundo donde la literatura era venerada, se podría pensar que con el tiempo la recompensa ofrecida por los editores tradicionales a los autores habría mejorado.

La modernidad, los sindicatos de autores, la calidad indiscutible de los escritores, el bullicioso mercado del libro, todas estas eran razones que parecían respaldar esta esperanza. Sin embargo, la realidad nos reveló algo sorprendente.

Al menos, eso es lo que descubrimos al sumergirnos en los resultados del primer barómetro SGDL-ADAGP, una revelación que tuvo lugar en el año 2023, justo en el corazón de la vibrante Fiesta del Libro de París.

¿Preparado para adentrarte en los secretos y desafíos del mundo literario actual? Entonces, acompáñanos en este viaje de descubrimiento mientras desentrañamos una realidad que desafía las expectativas. 📚✨

 

Quiénes son los encuestados del panel analizado por la SGDL y la ADAGP

Primero unas palabras sobre la SGDL y la ADAGP.

El SGDL

SGDL es la Sociedad de Gente de Letras francesa. Es un sindicato de autores como hay muchos otros. En consecuencia, su misión es defender las condiciones laborales de sus afiliados. Pero, a diferencia de todos los demás sindicatos de autores, es muy antiguo, sus servicios a los autores son muy amplios y sólo está dirigido a autores confirmados.

ADAGP

ADAGP no es un sindicato de autores, sino una organización de gestión colectiva, un OGC. Sólo concierne a artistas y la gestión de sus derechos de imagen. Por tanto, su misión y funcionamiento son diferentes de los de un sindicato de autores.

 

Perfil de los encuestados en el panel del barómetro retributivo SGDL-ADAGP

Indudablemente, las características de los encuestados en el barómetro de remuneraciones coinciden con las de los miembros de estas dos entidades: por un lado, autores consolidados, y por otro, artistas dedicados a promocionar sus obras. En resumen, ¡un grupo de personas muy talentosas!

Además, no todos los miembros de estas entidades respondieron al cuestionario que se les envió. De hecho, solo un poco más de 1.500 de ellos pudieron hacerlo. Es interesante destacar que, en su mayoría, son los autores más prolíficos quienes participaron en la encuesta, lo cual tiene un significado profundo en sí mismo.

Para dar un ejemplo, si observamos a los autores que solo tienen una obra publicada, constituyen apenas el 6% del panel.

Por último, es relevante mencionar que la mayoría de los encuestados tienen su última obra publicada en el año 2022, y en su mayoría, se trata de trabajos novedosos o literatura infantil. Sin embargo, esto no excluye la presencia de poetas en la encuesta, quienes, sin duda, representan el 8% de los participantes y añaden diversidad a la lista.

 

El veredicto del barómetro sobre la evolución de la remuneración de los autores

Bueno, como se sugirió, no es genial. Fríamente, los autores de la investigación precisan, en efecto:

Mientras el sector editorial experimenta un próspero crecimiento, los autores experimentan un deterioro de sus condiciones de remuneración y de su situación económica.

Y añaden un poco más que esta observación no es muy diferente de la elaborada, en 2016, por el Ministerio de Cultura francés él mismo.

En otras palabras, he aquí una hermosa liebre de encuesta que pone el énfasis donde más duele, es decir en el Estado de las relaciones entre autores y editor, tal como aparece en el contenido de los contratos de publicación en nombre del editor.

 

El duro camino de los autores: Explorando el deterioro de las condiciones de remuneración

Imagina esto: a pesar de la prosperidad en el mundo editorial, el 43% de los valientes encuestados (autores notables, recordemos) expresaron su satisfacción por la disminución de sus derechos de autor. Pero eso no es todo.

La práctica del pago anticipado, que alguna vez fue un rayo de esperanza, ahora se desvanece rápidamente. El 38% de los encuestados ni siquiera recibió una oferta de este tipo, mientras que solo el 21% logró obtenerla en sus últimos contratos.

¿Te parece suficiente? ¡Aún hay más! Los afortunados autores que obtienen un anticipo se conforman generalmente con una modesta suma de 2.500 euros, apenas suficiente para dedicarse por completo a la escritura de su próximo libro. Esto lleva a la mayoría de los autores a escribir dentro de los «márgenes» que les permite su otra ocupación principal.

Y aquí llegamos a la observación final: un abrumador 92,5% de los encuestados informó una Tasa de remuneración proporcional inferior al 10%.

Con todo esto en mente:

En 2023, el observatorio SGDL-ADAGP revela el desequilibrio en la relación contractual entre autores y editores y la evolución de las prácticas profesionales que agravan la situación económica de los autores de libros.

Entonces, surge una pregunta natural: ¿cómo hemos llegado a este punto?

 

Las causas de la caída de la remuneración de los autores

Sin entrar en detalles, las razones más citadas, especialmente por los editores, se centran en tres motivos.

La primera razón se relaciona con el contexto inflacionario. Los costos aumentan en todos los aspectos: papel, tintas, fabricación, distribución y más. Esto, por supuesto, afecta a los autores, cuyas ganancias a menudo se convierten en el ajuste variable.

Otra razón que a menudo se menciona es el mercado de libros de segunda mano, que disuade a los lectores de adquirir libros nuevos. Pero, ¿es realmente culpa de los lectores? ¿O es más bien una respuesta a la disminución del poder adquisitivo?

La última razón, un poco menos mencionada hoy, es echarle la culpa al covid (sí, en serio).

 

Lo que debes recordar

Así que, en resumen, ¿qué conclusiones podemos sacar de esta investigación sobre la remuneración de los autores?

En primer lugar, es esencial entender que no debemos idealizar los contratos editoriales en comparación con otras opciones, como la autoedición. En la era actual, afirmar que la salvación solo se encuentra en los contratos editoriales es obsoleto. Aún así, no todo es sencillo en otras fórmulas. Cada autor debe sopesar cuidadosamente los pros y los contras de cada opción, ¡y tal vez aprender a usar una calculadora si es necesario!

Una consecuencia práctica más es considerar unirse a una unión de autores cuya filosofía compartas y cuyas acciones sean efectivas. Juntos, podemos marcar la diferencia en una situación anormalmente deteriorada, especialmente cuando se trata de una entidad que conoce bien el sector editorial.

Por último, si prefieres no aventurarte fuera de la autoedición y no tienes interés en la acción colectiva, considera buscar un buen agente literario si no te sientes cómodo negociando tus derechos con un editor. Pero ante todo, nunca te dejes seducir por la tentación de ser publicado a toda costa por un editor que solo ofrece amabilidad a cambio. ¡Tienes mucho más que ofrecer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram