Método narrativo para autores: lo necesitas.

Tabla de contenidos

Las primeras páginas suelen decidir si continúas leyendo un libro o lo dejas a un lado. El método narrativo es de gran importancia en la literatura moderna porque guía al lector paso a paso a través de tu historia.

Este elemento no solo desempeña un papel en las novelas. También en cualquier otro tipo de libros, incluidos los de no ficción, utilizar el método narrativo adecuado es esencial.

Al crear una historia a partir de una pura secuencia de hechos, creas empatía y conexión con el lector. Se sienten cercanos a tus personajes y quieren saber más sobre ellos.

 

Desarrollar el carácter con el método narrativo adecuado

Cuando pones la primera letra sobre el papel, tu personaje ya está vivo en tu mente. Tienes un nombre, un rostro y un pasado para este personaje de ficción. Sin embargo, tu lector se mete en la trama sin saber todavía la azarosa vida que han tenido el protagonista y todos los personajes secundarios.

Por eso, el mayor reto para narrar con éxito es llegar al lector a un nivel emocional. Es menos importante si tu personaje principal es “bueno o malo”. Aunque el protagonista sea un villano, el lector se sentirá emocionado por una historia de éxito. La ira también es una emoción como la simpatía y puede hacer que se lea el libro hasta la última página.

Además, puedes estimular la imaginación con la portada. Diseña la cubierta de tu libro al estilo del contenido del libro y despierta la expectación del lector.

¿Qué es la narración?

Una vez que el editor tenga tu manuscrito en sus manos, no solo evaluará el estilo de escritura, sino que también, inconscientemente, te dará una valoración de la historia, quizá compartiendo esa opinión contigo. Sin embargo, aún más importantes son tus lectores de prueba, porque te dan una opinión sincera sobre si el libro es un éxito o no.

Leer también:  Resumen del libro "Las bodas de Fígaro" de Beaumarchais

Los lectores esperan inconscientemente una estructura literaria tradicional. De lo contrario, existe el riesgo de que no se sientan implicados ni cautivados durante el proceso de lectura. Siempre hay dos temas centrales: ¡El conflicto y la resolución!

Este estilo narrativo puede encontrarse en todos los libros, incluso en los áridos y polvorientos de no ficción. Al principio, el lector es llevado a un dilema del protagonista y experimenta las consecuencias página a página. Finalmente, se encuentra una solución al final del libro, con lo que la historia llega a una conclusión redonda. Un final abierto también es una especie de solución.

 

Construir emociones: cómo atrapar a tus lectores con tu técnica narrativa

Independientemente del tipo de libro, la lectura es un proceso emocional. Si el lector no se siente unido a ninguno de tus personajes, perderá el interés por el libro.

La atmósfera y el escenario desempeñan un papel importante, ya que dan a los lectores una impresión de cómo se desarrolla la vida del protagonista.

Ejemplo: Tu libro trata de una persona encarcelada que vive una historia de amor en prisión. El escenario se vuelve mucho más auténtico y tangible para el lector si recoges las características del lugar. La presencia de barrotes en la ventana, la violencia y las disputas entre los otros reclusos o la desolación de la celda son recursos estilísticos con los que puedes despertar compasión, ansiedad y fascinación. Cuanto más vívidamente crees imágenes en la mente del lector, más agradable le resultará la experiencia de la lectura.

La narración es el elemento más importante a la hora de crear emociones. Aquí queremos presentarte tres recursos estilísticos que enriquecen toda novela:

  • Comprensibilidad para el lector: la narración es tu forma de ofrecer al lector una visión de la vida de una persona. Asegúrate de que los acontecimientos del libro se construyen unos sobre otros de forma lógica y de que el desarrollo de tu personaje principal desempeña un papel. Por ejemplo, si describes a un personaje ansioso, explica al lector las razones de ello. Así podrán empatizar mejor con el papel y comprenderlo.
Leer también:  Macbeth de William Shakespeare: resumen y análisis

 

  • Despierta la curiosidad: abstente de desgranar el currículum de tu protagonista en los primeros capítulos y de revelar todos los secretos. En su lugar, utiliza un arco de suspense. Utiliza pistas, sorprende al lector con revelaciones o deja espacio para la interpretación.

 

  • Crea personalidad: tu personaje debe conseguir cautivar al lector con su personalidad. Durante el proceso de escritura, asegúrate de que se pueda sentir el desarrollo del personaje. Permite que los lectores participen en el desarrollo, los pensamientos, los miedos y las dificultades de tu personaje principal más importante.

 

Utiliza las redes sociales para tu personaje

Las redes sociales son un método fundamental de marketing para que los autoeditores atraigan la atención de los lectores interesados. No confíes solo en la autopromoción, porque tú, como autor, eres menos interesante.

A tu público objetivo le interesan los personajes de la novela, sobre todo cuando se trata de libros con varias partes. Te sientes unido a ellos y quieres saber qué le ocurre. Crea perfiles ficticios para tus personajes y llénalas de vida. Alternativamente, utiliza tu página de autor para contar historias y pequeñas anécdotas de la historia del personaje principal.

 

También tenemos un ejemplo para ti aquí:

Publicada la primera parte de tu novela romántica, el final fue un cliffhanger. El personaje femenino principal estaba desesperado por la infidelidad de su pareja cuando las páginas se acabaron de repente. Los fans esperan ansiosos la segunda parte, pero esta todavía está en pleno desarrollo.

Para mantener el interés y no caer en el olvido, publica una señal de vida ficticia de tu personaje principal. Por ejemplo: “el corazón de Leah aún pesa en este tiempo otoñal” es una frase sencilla que muestra a los lectores que Leah sigue aquí y está en proceso de desarrollo. Se despierta la curiosidad por saber cómo continuará la vida de Leah y aumenta la esperanza por el segundo volumen.

Leer también:  Conviértete en escritor: descubre tus posibilidades

 

El método narrativo adecuado es el principio y el fin de todo buen libro

Hay dos formas de comunicar información. Por un lado, está la clásica estructura de lista, que transmite el máximo contenido posible en poco espacio.

Por otro lado, está la narración, que se utiliza para embellecer una trama, darle vida y crear imágenes para el lector.

Este elemento es esencial para cualquier tipo de libro que escribas. Incluso en un libro de no ficción, el lector puede identificarse mucho más con los hechos si se presentan como una especie de historia. Presta mucha atención a la estructura del próximo libro que leas. ¿Tienes en la cabeza el rostro del protagonista? Entonces el autor ha conseguido cautivarte con un método narrativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram