Resumen de «De ratones y hombres» de John Steinbeck

resumen de ratones y hombres de john steinbeck
Tabla de contenidos

John Steinbeck es uno de los autores más conocidos, y reconocidos, de la literatura contemporánea. Una de sus novelas más famosas es De ratones y hombres, que retrata la vida del proletariado durante la Gran Depresión.

Los protagonistas son George y Lennie, a través de los cuales la novela deja varias reflexiones sobre temas como la soledad o la discriminación. 

Resumimos y analizamos De ratones y hombres para profundizar en la historia y en todo lo que aporta.

De ratones y hombres: resumen

Hay muchas maneras de hacer un resumen de un libro como De ratones y hombres, pero nosotros hemos decidido hacerlo de dos: una versión breve y otra por capítulos.

De ratones y hombres: resumen corto

George y Lennie caminan hacia un rancho en el que esperan empezar a trabajar. En estas primeras escenas ya nos damos cuenta de que George es quien lleva la voz cantante y Lennie sufre una importante discapacidad intelectual. Su inocencia y falta de control de impulsos resulta evidente cuando confiesa tener un ratón muerto en el bolsillo porque le gusta acariciar su suave pelaje.

Cuando llegan al rancho, los dos protagonistas conocen a los que serán sus compañeros. Destacan Candy, un anciano con el que entablan una relación y planean comprar una granja propia, y Slim, otro hombre con el que George congenia y que parece entender por qué este no deja solo a Lennie.

Sin embargo, en el rancho también se encuentran con otros personajes menos amables y que, desde un primer momento, juzgan y son agresivos con Lennie. Uno de ellos es Curley, hijo del jefe y de carácter soberbio, violento y altivo. Curley está casado con una mujer de la que nunca se dice el nombre, pero de la que el resto de hombres piensan que es una “cualquiera”. El único al que su presencia fascina para bien es a Lennie, que admira su belleza.

Un día, en el granero, la mujer de Curley se acerca a Lennie, que es el único que le hace caso (el resto de hombres están apostando y jugando). Ella empieza a hablar e intenta entender qué le pasa a Lennie y por qué está obsesionado con los animales. Este le explica que es porque son suaves, a lo que ella responde que su cabellera también lo es y que, si él quiere, puede tocarla. Lennie, emocionado, acepta y acaricia su pelo, aunque pronto empieza a ponerse nervioso y a agarrar la melena con fuerza. La mujer grita del dolor y Lennie, cada vez más ansioso, le tapa la boca y la sacude para que se calle, con tan mala suerte de que, en un movimiento brusco, le rompe el cuello.

Cuando se da cuenta de que ha hecho algo malo, esconde el cuerpo y se va. Al poco rato, Candy entra en el granero buscando a Lennie y se encuentra con el cadáver. Avisa a todo correr a George, que cuando ve lo ocurrido sabe a ciencia cierta que Lennie es el culpable. Cuando llegan el resto de hombres, Curley no tarda en acusar a Lennie y organiza a todos para que salgan a buscarlo y lo ejecuten.

George sabe que no hay final posible para Lennie que no sea la muerte; sabe que Curley no aceptará ponerlo en manos de la justicia. Es por ello que se separa un poco del resto de hombres y da con Lennie, que estaba escondido entre unos arbustos a los que el propio George le dijo que acudiese en caso de necesitar escapar. Con toda la pena de su corazón, pero sabiendo que no hay otra opción, George saca de su bolsa una pistola que previamente había robado, y dispara a Lennie.

De ratones y hombres: resumen por capítulos

A continuación, vamos a hacer un resumen de cada uno de los seis capítulos de De ratones y hombres.

De ratones y hombres: resumen capítulo 1

George y Lennie se presentan como nuestros dos protagonistas y dos hombres muy diferentes entre sí. George es pequeño y desconfiado, mientras que Lennie es grande y algo inocente debido a su discapacidad intelectual.

Son dos trabajadores inmigrantes que caminan cerca del río Salinas (en Soledad, California) dirigiéndose a un rancho donde esperan encontrar trabajo como cosecheros. 

George se da cuenta de que, en su bolsillo, Lennie lleva metido un ratón muerto. Lennie le explica que le gusta acariciar el pelaje del roedor, pues le tranquiliza. A George le parece asqueroso, así que tira el ratoncito a unos arbustos y le pide a Lennie que se comporte.

George está harto de tener que cuidar de Lennie, cuyos impulsos y comportamientos ya les han traído problemas. Por ejemplo, en su anterior destino, Lennie se fijó en una mujer cuyo vestido rojo le fascinó y se lanzó hacia ella para tocarlo. La mujer, asustada, lo acusó de querer violarla, por lo que los dos protagonistas tuvieron que huir para no ser linchados.

Por la noche acampan para descansar y Lennie va a buscar leña. Cuando regresa, además de la leña, lleva al ratón muerto, que ha recuperado de entre los arbustos. George le regaña y vuelve a quitarle el cadáver del animal. La cuestión es que a Lennie le gustan los ratones porque, cuando era pequeño, la tía Clara le dejaba jugar con ellos.

Durante la cena, en la que Lennie se muestra algo pesado por no tener tomate con el que acompañar los frijoles, George termina harto y riñe a su compañero. Lennie le pide disculpas por haberse portado mal. Para calmar la situación, George le vuelve a contar a Lennie cuáles son sus planes de futuro, aquello con lo que sueñan: tener su propia granja, en la que Lennie tendrá conejos y podrá cuidarlos.

Antes de dormir, George le recuerda a Lennie que, al día siguiente, cuando se entrevisten con el dueño del nuevo rancho, él no puede hablar. Le insiste también en que, si pasase algo y se metiese en problemas, debe huir y esperarle en ese lugar en el que han acampado o escondido entre los arbustos.

De ratones y hombres: resumen capítulo 2

George y Lennie llegan al rancho, donde son recibidos por un anciano llamado Candy. Este hombre les cuenta que el jefe está enfadado con ellos porque se supone que debían llegar anoche para incorporarse al turno de la mañana, cosa que no habían hecho.

George se prepara para conocer a su nuevo jefe, del que Candy dice que no es un mal hombre, aunque a veces descarga su frustración contra Crooks, un hombre negro que trabaja en el establo del rancho.

Cuando entra el jefe, lo primero que hace es pedir ver las tarjetas de trabajo de George y Lennie. Este último, tal y como le pidió su amigo, no dice palabra, pero el jefe empieza a interrogarle en cuanto se percata de su sospechoso silencio. Lennie contesta torpemente, intentando repetir lo que George le pidió que dijese. No obstante, suena falso y ridículo. George trata de salvar la situación explicándole al jefe que Lennie es un poco tonto, pero que su fuerza física lo convierte en un gran trabajador. Añade que son primos y prometió a su tía cuidar de él. Antes de irse, el jefe les hace una pregunta más: por qué dejaron su anterior trabajo. George explica que acabaron la que era su tarea (cavar una zanja).

Ya de nuevo solos, George riñe un poco a Lennie por haberse quedado tan callado. Admite que ha tenido que mentir sobre que son primos. Todo esto lo escucha a escondidas Candy.

Aparece entonces Curley, un hombre bastante soberbio que resulta ser el hijo del jefe. Desde un primer momento se muestra borde y amenazante con Lennie. Cuando se va, Candy les explica a los dos protagonistas que Curley se comporta así con todos los hombres a los que considera una amenaza por ser más grandes que él. Comenta que, además, acaba de casarse con una mujer muy guapa y que por eso tiene una actitud tan altiva. Oliéndose problemas con Curley, George le pide a Lennie que se mantenga alejado de él.

De repente, entra la mujer de Curley, que viste de manera provocativa. Su actitud también es coqueta. Al no encontrar a su marido, pronto se va. A George le parece evidente que es una “cualquiera”, pero a Lennie le ha parecido una mujer muy bella. Cuando escucha esto, George lo primero que hace es pedirle, de nuevo, que se aleje de Curley y ahora también de su mujer.

La siguiente persona que entra es Slim, el mulero del rancho. Al poco aparece también Carlson, que se pone a hablar con Slim sobre la perra de este último, que había parido esa misma noche.

Por último, regresa Curley que busca a su mujer. George le dice que su mujer estuvo allí, algo que Curley se toma como una razón para comenzar una pelea.

De ratones y hombres: resumen capítulo 3

Al día siguiente, después de la primera jornada de trabajo, Slim y George regresan a la casa de los peones. En su conversación, George habla de Lennie (al que Slim le ha regalado uno de los cachorros). Admite que, efectivamente, no son primos, sino vecinos que crecieron juntos desde que eran niños y terminaron convirtiéndose en compañeros de viaje cuando la tía de Lennie murió. Durante estos viajes, George solía gastar bromas a Lennie, hasta que un día en el que le retó a saltar a un río, aun sabiendo que Lennie no sabía nadar, este casi se ahoga. George pudo rescatarlo y, cuando lo hizo, Lennie se mostró muy agradecido, olvidando que había sido George quien lo había puesto en peligro. También le cuenta el incidente con la mujer del vestido rojo.

Otros trabajadores aparecen. Uno de ellos, Carlson, se queja del olor del perro de Candy y le pide al anciano que lo sacrifique, ofreciéndose él mismo a llevar a cabo la acción. Slim apoya esta propuesta, así que a Candy no le queda otra que aceptar, aunque lleno de tristeza. Carlson se lleva al perro fuera y se oye un tiro.

Leer también:  Resumen de "Doña Perfecta" de Benito Pérez Galdós

Crooks y Slim hablan sobre herraduras, mientras que George y Whitney lo hacen sobre mujeres. Whitney menciona que los hombres del rancho van a algún burdel los fines de semana y que George, si quiere, puede unirse. Hablan también de la mujer de Curley, que parece querer pasar tiempo con todos los trabajadores menos con su marido. Es entonces cuando Curley entra preguntando precisamente por su esposa, y también por Slim. Los hombres le dicen que Slim está en el granero, así que Curley se marcha. Según se va aparece Lennie, que ha dejado a su cachorrito en el granero con su madre y sus hermanos.

Antes de dormir, Lennie le pide, una vez más, a George que le cuente la historia de su futura granja y conejera. Candy escucha también y les pregunta cuánto les va a costar hacer algo así. George confiesa que ya tiene mirado un trozo de tierra que cuesta seiscientos dólares. El anciano les cuenta que él tiene trescientos cincuenta dólares escondidos y que está dispuesto a dárselos a cambio de trabajo en su granja. George se da cuenta de que con ese dinero y el sueldo de un mes podrían hacer un primer pago para conseguir la propiedad. Los tres hombres ven posible que el sueño se haga realidad.

Entran en la casa de peones Curley, Whitney, Carlson y Slim. Curley acusa a este último de coquetear con su mujer. Todos ríen cuando le oyen decir eso. Lennie también sonríe, pero no por la acusación, sino porque está pensando en los conejos. Curley, sin embargo, se piensa que también se está mofando de él, así que empieza a golpearlo. Lennie no se defiende hasta que George le da permiso para hacerlo. Entonces, hace uso de su fuerza para parar un puñetazo de Curley, al que agarra de la mano y se la aprieta hasta casi rompérsela. George le ordena parar, aunque Lennie se pone nervioso y sigue apretando. Para cuando lograr parar y controlarse, la mano de Curley está totalmente destrozada. Para evitar males mayores, los hombres consiguen que Curley diga que su accidente ha sido con una máquina y que Lennie no tiene nada que ver.

De ratones y hombres: resumen capítulo 4

La noche del día siguiente mantiene en el rancho a Crooks, Candy y Lennie, mientras que el resto han ido al burdel. Aquí se explicita más que el único que tiene un cuarto separado es Crooks, y la razón es que es negro.

Lennie no entiende la segregación racial ni la “obligación” de no entrar al cuarto de Crooks, así que no duda en presentarse en la puerta de su compañero. Crooks le pide insistentemente que se marche, pero viendo que Lennie no entiende y no se va, termina dejándolo entrar y comienzan a charlar. Crooks se queja de la discriminación que sufre por ser negro, pero en un momento dado cambia el tono y empieza a burlarse de Lennie por su dependencia total de George. Le pregunta que qué haría si George resultase herido. Lennie no tiene capacidad para entender que está hablando de manera hipotética, así que en su mente cree que George está en peligro y empieza a ponerse nervioso. Por suerte, Crooks consigue calmarlo antes de que haga alguna locura. Aunque no lo diga, Crooks está feliz de tener algo de compañía.

Entra entonces Candy, con el que Lennie comienza a hablar de su futura granja. Aunque a Crooks al principio le parece un plan imposible, termina dejándose convencer e incluso se ofrece a ayudarles si lo aceptan.

Mientras siguen hablando, aparece la mujer de Curley, que dice estar buscando a su marido. Como no lo encuentra, y sin venir a cuento, empieza a insultar a los hombres. Tanto Crooks como Candy se ofenden, pero Lennie sigue fascinado por la belleza de la mujer. Esta, tras descargar su furia contra ellos, procede a quejarse de la vida que le ha tocado vivir y de cómo Curley impidió que cumpliese su sueño de ser actriz.

Lennie, que no puede dejar de mirarla, comienza emocionado a hablarle de la conejera que planea tener. La mujer no lo toma en serio y señala que es una idea estúpida, un sueño que nunca se cumplirá. Pero, entonces, se da cuenta de que Lennie tiene la cara magullada y deduce que es contra él contra quien se peleó Curley (ella nunca se creyó que fuese un accidente con una máquina). La mujer felicita a Lennie, demostrando una vez que odia a su marido, y nuestro protagonista se enamora aún más de ella.

Crooks pide finalmente a la mujer que se vaya, pero esta responde, de manera agresiva, que él no puede ordenarle nada, que si lo hace ella podría acusarle de violación y hacer que lo matasen. Sin poder hacer nada, toleran que la mujer se quede más rato allí, y no se va hasta que se oye llegar al resto de hombres.

De ratones y hombres: resumen capítulo 5

Lennie está en el granero, contemplando a su cachorrito muerto. Él mismo ha sido el causante de la muerte al acariciarlo demasiado fuerte. Lennie, además, tiene miedo de que George se entere de lo que ha pasado y no le deje cuidar a los conejos que tendrán en la granja.

Entra en el granero la mujer de Curley y Lennie, conociendo las advertencias de George, intenta no entablar conversación con ella, pero no lo consigue. Empiezan así a hablar, pues la mujer dice que el resto de hombres no le hacen caso. Le cuenta a Lennie lo infeliz que es y cómo su sueño de ser actriz se vio frustrado. Lennie en realidad no está entendiendo nada y solo piensa en su cachorro. La mujer le pregunta por qué está tan obsesionado con los animales y, especialmente, con los conejos. Lennie contesta que le gusta acariciar cosas suaves, por lo que la mujer le invita a tocar su caballera. El tacto del pelo agrada mucho al protagonista hasta el punto de que cada vez lo acaricia con más fuerza, agarrándolo violentamente. Cuando la mujer empieza a gritar, Lennie, asustado por si alguien les escucha, le tapa la boca.

Lennie se pone cada vez más nervioso, pensando en que George los va a descubrir y se enfadará con él. En medio de la tensión, sacude fuertemente a la mujer y le rompe el cuello, matándola al instante. Lennie sabe que ha hecho algo malo, así que cubre su cuerpo con paja y sale del granero con el cachorro muerto en las manos.

Al poco rato, Candy va al granero a buscar a Lennie, pero lo que descubre es el cadáver de la mujer de Curley. Llama rápidamente a George, que se imagina qué ha podido ocurrir en cuanto ve el cuerpo. Cuando escucha la teoría, Candy también se da cuenta de que muy probablemente pasó eso y de que, si no le ayudan a escapar antes, Curley matará a Lennie. Saben que, ahora sí, su sueño de la granja nunca se cumplirá. A pesar de ello, saben que tienen que proteger a Lennie, así que urden un plan: Candy alertará de la muerte de la mujer, pero no mencionará que George estuvo en el granero.

Cuando el resto de hombres se enteran de lo ocurrido, Curley no tarda en acusar a Lennie, por lo que coge unas pistolas y, junto a Carlson, sale a buscar al asesino. George se queda con Slim, que le dice que no piensa que el asesinato fuese adrede, sino un accidente. A pesar de ello, no cree que Lennie tenga opción de ser solo enjuiciado y encarcelado, sino que será ejecutado.

Entonces, regresa Carlson, que dice que ha ido a buscar su pistola, pero no la ha encontrado; está convencido de que Lennie es también el culpable del robo.

Curley vuelve a aparecer con una pistola en la mano y pide a Whitney que busque al jefe de la policía de Soledad. George le pide que no mate a Lennie, pero Curley se niega; cree que Lennie está armado con la pistola desaparecida.

Viendo que no puede convencerle, George decide que lo mejor es engañar a los hombres, que se han organizado en una cuadrilla para dar con Lennie, y les dice que este se habrá ido al sur. George sabe que en realidad Lennie estará en el norte, cerca del campamento donde, antes de llegar al rancho, le había dicho que se escondiese en caso de pasar algo.

De ratones y hombres: resumen capítulo 6

Lennie espera, escondido, en los arbustos cercanos al río Salinas, justo donde George le indicó. Su mayor preocupación es que no va a dejarle cuidar de los conejos. Sus nervios le llevan a alucinar y a imaginar que su tía Clara aparece para regañarle. Lennie llora y le pide perdón, añadiendo que huirá a las montañas para dejar de meter en líos a George. Luego, imagina que un conejo gigante se burla de él por creer que podría cuidar de animales. También le dice que, cuando lo encuentre, George, lleno de ira, le pegará una gran paliza.

Aparece de pronto George, que demuestra que no le importa lo que haya podido hacer Lennie, aunque este insiste en que se irá para no molestarle más. Antes de irse le pide que le cuente, una vez más, la historia de la granja y de por qué ellos son diferentes al resto. George accede, pero relata sus sueños sin ganas. Sabe que nada tiene sentido ya.

George le pide a Lennie que se quite su sombrero y se arrodille. Entonces, saca de su bolsa la pistola de Carlson, le dice a Lennie que la historia de los conejos se va a convertir en realidad justo ahora, y dispara.

La cuadrilla, que estaba cerca, llega corriendo tras escuchar el disparo. Slim entiende qué es lo que ha pasado, pero Curley y Carlson creen que la pistola la tenía Lennie, que George forcejeó con él, se la quitó y le disparó. En un susurro, George les dice que fue exactamente así. Slim le dice a George que ha hecho lo que tenía que hacer, pero la tristeza de George no desaparece.

Leer también:  Resumen del libro "El Capitán Alatriste" de Arturo Pérez-Reverte

De ratones y hombres: personajes

En De ratones y hombres no hay muchos personajes, o al menos son relativamente pocos los que tienen un papel fundamental en el desarrollo del argumento.

Algo que les caracteriza a todos es pertenecer al proletariado. Sin embargo, y aunque no hay ninguno que se salve de la pobreza, entre ellos existen “clases”, una división interna que refleja las discriminaciones que se daban, a nivel general, en la sociedad.

Por ejemplo, como vamos a ver en este análisis de personajes, Lennie o Crooks, el primero por su discapacidad y el segundo por su raza, sufren un aislamiento mayor que se suma al que todos sufren por ser jornaleros. Al mismo tiempo, Curley, que es hijo del jefe, goza de cierto privilegio dentro del grupo.

Veámoslo con más detalle:

  • George: es un hombre cabal, responsable y que demuestra ser siempre muy consciente de las circunstancias en las que vive. A pesar de ello, no renuncia a la esperanza de tener su propia granja y salir de la pobreza extrema. Cuida a Lennie y, aunque a veces le eche en cara que es una carga, busca lo mejor para él. Su carácter resolutivo le permite poner solución a todos los problemas que causa su amigo, siendo capaz de tomar decisiones complicadas (como matarlo). Es, sin duda, el mayor representante del jornalero estadounidense durante la Gran Depresión.
  • Lennie: el otro gran protagonista de la novela se caracteriza por su discapacidad intelectual y también por el aislamiento que sufre debido a ella. La soledad y la incomprensión que, a excepción de George, el resto le imponen son en gran medida la causa de su comportamiento a veces errático. Queda la duda de, si en otro contexto, Lennie podría haber encontrado un acompañamiento más eficaz. Al final, Lennie es como un niño que busca, como puede, la esperanza, la felicidad y la tranquilidad. Un modo que tiene de encontrarlas es pensar en cosas suaves y tocarlas, por eso está obsesionado con los conejos y los ratones. Sin embargo, la falta de control de su propia fuerza y de sus emociones le hacen cometer crímenes que no querría cometer.
  • Candy: este anciano es con el que George y Lennie más conectan cuando llegan al rancho. Igual que Lennie, Candy tiene una discapacidad, aunque en su caso es física (le falta una mano). Esto, sumado a que es un hombre ya mayor, lo relega a un “estamento” inferior al de otros hombres, que en ocasiones deciden por él (por ejemplo, cuando matan a su perro). Esta dependencia de otros resulta evidente cuando ofrece su dinero a George y a Lennie para la granja a cambio de que le dejen trabajar en ella; adopta siempre un papel pasivo.
  • Crooks: el encargado del establo es un hombre negro, lo que a Steinbeck le sirve para ilustrar el racismo de Estados Unidos. Crooks permanece aislado del resto, que no le permiten compartir los mismos espacios ni participar en sus planes. A pesar de que la exclusión es de los otros hacia él, Crooks mantiene una actitud orgullosa, intentando parecer que es él quien no quiere relacionarse con ellos. La realidad, sin embargo, es que su soledad es forzada y cuando Lennie se acerca a él, ya que este no entiende de discriminaciones raciales, Crooks termina aceptando y valorando su presencia.
  • Curley: es el antagonista. Un hombre soberbio y violento que desde el primer momento se enfrenta a Lennie y a George. Juzga y agrede especialmente a Lennie. Al ser el hijo del dueño del rancho, el resto le demuestran cierto respecto que es en realidad miedo. Destaca también su actitud obsesiva hacia su mujer, a la que quiere controlar y de la que siempre está sospechando.
  • La mujer de Curley: es el único personaje que no tiene nombre. Esto la despersonaliza, reflejando que las mujeres no tenían ningún tipo de identidad. Su deshumanización es mayor cuando el resto de hombres la definen como una “cualquiera”. Su único valor radica en que es mujer de Curley, una posesión del hombre que considera que en ella está su honor. En este sentido recuerda a la figura de las mujeres en dramas de honor como El alcalde de Zalamea Fuentevejuna. Las mujeres en sí no importan siempre que a través de ellas no se deshonre a un hombre.
  • Slim: este hombre es el que demuestra más amabilidad hacia Lennie, al que le regala un cachorro. Adopta también el papel de confesor de George, que le cuenta la realidad de Lennie.
  • Carlson: es otro de los trabajadores del rancho. Su actitud es algo violenta y demuestra no tener muchos reparos para matar.

De ratones y hombres: análisis

De ratones y hombres es una de las obras cumbres de la literatura en inglés. Por novelas como esta, Steinbeck fue reconocido, en 1962, con el Premio Nobel.

En concreto, de este libro siempre se ha destacado cómo en apenas 170 páginas, el autor logra tratar en profundidad temas tan humanos como la soledad o la discriminación. Por supuesto, colocando además como telón de fondo la Gran Depresión, donde estas cuestiones se agravaron.

Los analizamos con detalle.

La soledad

Que la soledad será un tema principal en la novela queda claro en el momento en el que Steinbeck nos sitúa en Soledad (California) como escenario.

El simple hecho de migrar para encontrar un trabajo, como hacía cualquier jornalero en la Gran Depresión, ya nos enfrenta a una primera soledad: la del hombre sin origen ni destino. George y Lennie se nos presentan en plena migración, yendo de un lugar a otro, escapando de la pobreza y la violencia.

La segunda soledad que se describe en la obra es la que sufre Lennie por su discapacidad intelectual. Es una soledad fruto del aislamiento y la incomprensión de los otros.

Sin embargo, la amistad entre George y Lennie parece “luchar” contra esa soledad impuesta. A diferencia de otros trabajadores, ellos viajan juntos y dependen el uno del otro. Esta idea la verbaliza el propio George en algún momento de la novela, expresando que Lennie y él no son los “típicos trabajadores solitarios”, pues ellos están juntos.

No solo George y Lennie intentan escapar de la soledad, también lo hace Candy. El anciano primero se siente unido a su perro, al que Carlson termina matando, por lo que busca la compañía de los dos protagonistas, sumándose a su plan de la granja. En definitiva, busca pertenecer a algún lugar.

A pesar de ello, el final parece decirnos que es imposible escapar de ese ciclo de soledades. A George no le queda otra que matar a su amigo y compañero, quedándose solo en el momento en el que aprieta el gatillo.

Los conejos y los ratones

La presencia de estos animales es constante durante toda la novela. Son sin duda un símbolo de la esperanza, pero también profetizan el final.

Para Lennie (y, en consecuencia, también para George) los conejos suponen la felicidad. La perspectiva de poder cuidarlos es todo lo que necesita. La idea de los conejos está unida a la idea de la granja, por eso para George los conejos también representan la esperanza.

Sin embargo, tanto los conejos como los ratones aparecen siempre como seres frágiles, lo que a su vez simboliza la fragilidad de los sueños de George y Lennie.

La figura de la mujer

La casi inexistente presencia de mujeres y el tratamiento que estas reciben es bastante representativo de la época. Podría decirse que Steinbeck demuestra tener una perspectiva machista, pero es que esa era la perspectiva general entonces.

La mujer de Curley es el único personaje femenino que tiene un papel relevante. A pesar de ello, no tiene nombre, reduciendo su identidad a ser “la mujer de”. No solo eso, sino que parece ser culpable de todo. Ella es siempre la culpable de coquetear con los hombres y despertar los celos y la agresividad de su marido, ella es la culpable de dejar a Lennie tocar su cabello y no saber escapar de su fuerza, ella es la culpable de que Curley quiera asesinar a Lennie. En definitiva, en todo momento es insultada, criticada y juzgada como una “cualquiera”.

La otra mujer que aparece en la novela como algo más que una simple mención es la Tía Clara. Por lo que George y Lennie cuentan sobre ella, entendemos que era la encargada de cuidar a Lennie. De nuevo, una representación bastante estereotípica: la de la mujer cuidadora.

La influencia de De ratones y hombres

Como pasa con otras obras célebres de la literatura, De ratones y hombres ha influido en otras formas de arte.

Lógicamente, ha sido adaptada al cine en dos ocasiones. La película más famosa es la que protagonizaron John Malkovich (en el papel de Lennie) y Gary Sinise (en el de George). Este último fue también el director de cine, un trabajo que la crítica cinematográfica describió como una “narración clásica, sobre la base de una hermosa fotografía y una intensa banda sonora”.

La novela también ha sido llevada al teatro y, a día de hoy, siguen surgiendo nuevas producciones.

Preguntas y respuestas sobre De ratones y hombres

Para profundizar una última vez en la novela De ratones y hombres, contestamos a algunas preguntas sobre ella.

Análisis Literario y Contexto de la Obra

¿Qué tipo de texto es De ratones y hombres?

De ratones y hombres es una novela escrita por John Steinbeck.

¿Qué simbolismo tiene el título De ratones y hombres?

El hecho de que los “ratones” aparezcan antes en el título que los “hombres” es simbólico en sí mismo. Para Lennie, los ratones (y los animales en general) son una fuente de falsas esperanzas, un lugar seguro al que llega cuando acaricia su pelaje.

Leer también:  Resumen del libro "La piel de zapa" de Honoré de Balzac

Pero lo verdaderamente simbólico es que el primer ratón que aparece en la novela está muerto, quizá como un presagio del destino que correría Lennie.

¿Qué mensajes se pueden extraer de “el ratón y la ratonera” en relación con la obra?

La fábula del ratón y la ratonera viene a decir que la empatía es importante, igual que ayudar al otro (entendiendo que sus problemas pueden ser los nuestros).

George actúa según esta lección, entendiendo que lo que le pase a Lennie le pasa a él, y que si este comete un error, George deberá huir con él y poner una solución.

Al mismo tiempo, la fábula explica que si hay un ratón, es porque hay más. De nuevo, el presagio de que el ratón muerto debería haber alertado a George de que llegarían más muertes.

¿Cómo refleja De ratones y hombres las realidades sociales y económicas de su tiempo? (Pregunta de Selectividad)

De ratones y hombres es una novela comprometida con las realidades sociales y económicas de su tiempo. Quizá por ello siempre ha sido tan censurada y criticada, ya que no cesa en mostrar y evidenciar la cruda situación que muchas personas sufrieron por condiciones económicas, mentales o raciales.

Tanto George como Lennie son representantes de esos trabajadores. Además, a través de su historia se explican otras discriminaciones, como la racial o la capacitista. Lennie es separado del resto por su discapacidad intelectual, igual que Crooks lo es por su raza.

Esta representación de la sociedad estadounidense siempre ha chocado con la imagen prometedora y de país donde los sueños se cumplen que Estados Unidos siempre ha querido proyectar. Steinbeck, sin embargo, no tuvo problema en escribir sobre aquello que no se decía, pero existía, denunciando la situación y dando voz a quienes no la tenían.

Sin duda, es una novela que pretende honrar la memoria de todos esos jornaleros a los que la crisis destrozó, pero que forman parte del relato. En definitiva, la realidad del proletariado que nunca había sido protagonista literaria y que Steinbeck decidió, en De ratones y hombres, visibilizar.

Trama y Personajes

¿Cuál es el gran sueño de George y Lennie?

Su gran sueño es comprar una granja y poder vivir de ella, sin jefes a los que responder.

¿Cómo termina De ratones y hombres?

De ratones y hombres acaba con George matando a Lennie, pero en un ejercicio de compasión. No hacerlo implicaría que Lennie moriría a manos de Curley, lo que habría sido bastante más cruel y violento. George mata a Lennie para salvarle de una tragedia mayor, y mientras le contaba una de sus historias favoritas, asegurándose de que moría sin miedo y pensando en cosas bonitas.

¿Quién es Candy y cuál es su papel?

Candy es un anciano al que George y Lennie conocen cuando llegan al rancho. Se muestra como un hombre con poca iniciativa, aunque demuestra tenerla cuando ofrece dinero a Lennie y a George para ayudarles a montar la granja. Es aquí cuando nos damos cuenta de que él también quiere ser más libre.

¿Dónde se esconde Lennie y por qué?

Lennie se esconde en los arbustos cercanos al río. Allí es a donde George le dijo que fuese en caso de “portarse mal” y necesitar escapar.

¿Qué defecto físico tiene el viejo Candy?

Candy es manco, le falta una mano.

¿Cómo analizar la amistad y el aislamiento en la obra?

En el ambiente descorazonador de De ratones y hombres, hay algo que hace que la esperanza no se pierda: la amistad. La relación entre George y Lennie es un canto a la humanidad en medio del caos.

Lennie depende de George y su mayor miedo es poder decepcionarle y ser una carga para él. George, por su parte, y a pesar de todo, no puede evitar sentirse responsable de Lennie. No concibe abandonarlo e incluso al final, cuando lo mata, lo hace desde un profundo amor, sabiendo que era mejor ese final para él que uno violento a manos de Curley.

Además, cuando aprieta al gatillo, lo hace sabiendo que lo último que Lennie iba a pensar era en la granja, una imagen que le permitiría morir lleno de felicidad.

En cuanto al aislamiento, este también está muy presente, especialmente en los personajes de Lennie y Crooks. Uno por su discapacidad intelectual y otro por su raza, ambos son discriminados y separados. Esto les lleva a desarrollarse en un contexto aún más hostil y agudiza el impacto que las circunstancias adversas tienen en los personajes.

¿Cuál es el simbolismo de los ratones y su relación con los personajes?

Los ratones representan la fragilidad de los personajes humanos. Son animales pequeños pero sumamente frágiles. Esta contraposición se ve claramente en cómo los trata Lennie.

Para este personaje tocar a los ratones supone tranquilidad y esperanza. Sin embargo, el exceso de fuerza que tiene hace que la caricia se convierta en golpe y el amor en muerte. Ni Lennie puede escapar de su naturaleza ni los ratones de la suya. Cada uno a su manera, son víctimas de sus circunstancias.

En un nivel más profundo y general, esto es lo que ocurría en la Gran Depresión. Los trabajadores podían tener sueños (como la granja de George), pero la realidad que les había tocado vivir les hacía frágiles y destruía cualquier esperanza.

¿En qué sería interesante una discusión sobre el final de la novela?

La gran reflexión que nos deja el final de la novela es, por un lado, el valor de la amistad y, por otro lado, la dificultad para huir de una especie de predestinación.

Desde el inicio podemos suponer que Lennie morirá. Los animales muertos que le rodean y los muchos accidentes que provoca, de alguna manera, profetizan cuál será su destino.

No obstante, el final no deja de ser un canto a la amistad y al amor. George no mata a Lennie para deshacerse de él, si esa fuera su intención, habría acabado con su vida mucho antes, incluso antes de llegar al rancho. Si lo mata (y si lo hace de esa manera, contándole un relato bonito) es para que no lo haga Curley. George acepta el destino de Lennie y decide ser él quien apriete el gatillo.

¿Cómo es el desarrollo del personaje de George?

En un principio George se presenta como el cuidador de Lennie, que depende totalmente de él. No obstante, según avanza la novela, entendemos que su conexión es mucho más profunda. George entiende a Lennie y empatiza con él, comprendiendo que gran parte de los problemas de Lennie vienen por el contexto en el que le ha tocado vivir. Es por ello que, a pesar de todo, George quiere mantener viva la esperanza de poder huir de esas circunstancias y darle a Lennie una vida mejor. Hasta el final no abandona esa idea, pidiéndole a Lennie que piense en ella cuando aprieta el gatillo.

Contexto Histórico e Influencia de la Obra

¿Qué representan los ratones en la obra?

Los ratones están cargados de simbolismo en De ratones y hombres. Por un lado, representan la esperanza y lo agradable, al menos para Lennie que tocando su pelaje se siente seguro. Por otro lado, también son un símbolo de la fragilidad de la vida y de los sueños. Aunque puedas tener planes, la muerte puede llegar en cualquier momento. El relato de George y Lennie es un ejemplo de ello: quieren construir una granja, pero sus deseos están sometidos a un contexto que los vuelve frágiles.

En este sentido, Lennie es el que mejor representa esto. Puede querer ser “bueno” y solo acariciar al ratón, pero sus circunstancias (su discapacidad intelectual y el poco control de su fuerza) terminan apoderándose de él y hacen que mate a los ratones.

¿Cuál es la influencia de la Gran Depresión en la novela?

George y Lennie son dos trabajadores migrantes que, como otros tantos durante la Gran Depresión, debían viajar intentando encontrar un trabajo que les diese algo de dinero a cambio de esclavizarlos.

La Gran Depresión fue la mayor crisis económica en el mundo agrícola. Cientos de miles de jornaleros buscaban trabajo sin tregua y, cuando lo encontraban, a cambio recibían un salario mínimo, un escenario desesperanzador y el percatarse de que era imposible salir de la pobreza.

En el caso de George y Lennie esa devastación es mayor. Las circunstancias de la crisis determinan su destino y, además, las circunstancias de Lennie lo ponen todo aún más difícil. Podría incluso decirse que la discapacidad de Lennie es una metáfora de la Gran Depresión: da igual los planes o las buenas intenciones que tengas, ese contexto (mental o económico) siempre marcará tu vida. Esta tesis pesimista y determinista de la obra nos recuerda a la de La familia de Pascual Duarte, en la que el protagonista no consigue huir de su destino y está sujeto a su contexto.

Además de la situación económica, hay otros aspectos sociales de la época de la Gran Depresión que también quedan reflejados en la obra. Uno de ellos es la discriminación racial, representada a través del personaje de Crooks. Este vive separado del resto y es maltratado por ser negro.

Steinbeck sentía la obligación moral de escribir sobre este periodo negro de la historia de su país, y por eso hizo de la Gran Depresión el escenario para la novela. No solo eso, sino que sus protagonistas son hombres que, en plena juventud, sufrieron de primera mano las consecuencias de esta crisis, sin edulcorar su realidad ni mostrarla parcialmente.

 

¿Te apetece leer De ratones y hombres? No esperes y compra un ejemplar de la novela a través de este enlace

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram