Resumen de «Fahrenheit 451» novela de Ray Bradbury

Resumen de Fahrenheit 451 novela de Ray Bradbury
Tabla de contenidos

Si te gustan las distopías, habrás oído hablar de Fahrenheit 451 y estás aquí para saber más. O quizá esta novela de Ray Bradbury sea una de tus lecturas obligatorias para la selectividad y quieras profundizar en su análisis.

Sea cual sea la razón, en este resumen de Fahrenheit 451 vamos a explorar el significado de esta novela, de sus personajes y de los temas que trata.

¿Te quedas con nosotros?

 

Fahrenheit 451: sinopsis

Fahrenheit 451 cuenta la historia de Guy Montag, un hombre que se dedica a quemar libros, tal y como quiere un sistema opresor y censor del conocimiento. Sin embargo, gracias a las preguntas de una vecina y al poder de los libros que logra rescatar, el protagonista abre los ojos y comienza a cuestionarse toda su realidad. Esto le lleva a enfrentarse al conformismo y la falta de libertad impuesta, convirtiéndose en un revolucionario y uniéndose a otros para reconstruir la sociedad.

 

Fahrenheit 451: resumen

Fahrenheit 451 nos traslada a un futuro distópico en el que el cuerpo de bomberos, del que forma parte Guy Montag, en lugar de extinguir fuegos, los provoca en aquellas casas en las que hay libros.

La razón es que los libros están prohibidos, pues se consideran una fuente de conocimiento peligrosa que, además, lleva a la reflexión y a la introspección. Esto no interesa al gobierno, que prefiere dominar a la población a través de programas banales de televisión y radio. De este modo, ni Montag ni el resto, se cuestionan absolutamente nada.

 

El comienzo del cambio

Sin embargo, un día Montag conoce a su vecina Clarisse, una adolescente que le hace preguntas profundas y que dice no ver la tele. Así, el protagonista comienza también a pensar más allá y a ver lo ridícula, superficial y vacía que es su existencia. Este sentimiento de querer algo más y de querer salir de la estructura, le lleva a coger un libro de entre las llamas en una casa que los bomberos acababan de incendiar.

Este libro resulta ser la Biblia, y tras él llegan muchos más. Montag, según lee y comienza a reflexionar, se siente cada vez más disociado de la realidad.

Un día, el protagonista se entera de que Clarisse ha muerto y entiende que, posiblemente, no sea casualidad, sino la acción de un gobierno que elimina las casas, los libros y a las personas que puedan causar problemas.

Los acontecimientos se aceleran cuando Mildred, la esposa de Montag, descubre que su marido guarda libros. Aunque en un primer momento no dice nada, insiste en deshacerse de ellos para no meterse en problemas. Montag se niega a destruir los libros, así que busca ayuda en Faber, un antiguo profesor.

 

La precipitación de los acontecimientos

Montag llega, pues, a la casa de Faber, que le pide discreción, aunque promete ayudarle. No obstante, sabe que la fuerza de voluntad de Montag y su deseo de cambiar las cosas no son suficientes para destruir el sistema. Su única esperanza es que estalle una guerra que lleva tiempo gestándose. Antes de despedirse, Faber le da a Montag un auricular que actúa como walkie-talkie, de modo que ambos puedan permanecer en contacto.

Cuando regresa a su casa, Montag se encuentra a su mujer con sus amigas. Todas ellas están viendo la tele y solo hablan del programa. Su superficialidad altera a Montag hasta el punto de que saca uno de sus libros y se pone a leerles un poema. Las mujeres entran en pánico al ver el libro y no son capaces de gestionar las emociones que les produce la poesía, así que terminan yéndose a todo correr. Por el auricular, Faber le dice a Montag que acaba de cometer un gran error que les pone en peligro.

No obstante, a Montag no le queda otra que ir a trabajar. Cuando llega, se encuentra con su jefe, que desde un primer momento se muestra distante y enfadado. Al poco, llega una alerta. El equipo de bomberos debe ir a quemar una casa en la que se sabe que hay libros. Esa casa, como Montag descubre, es la suya.

El jefe de bomberos obliga a Montag a incendiar su propia casa. El protagonista se da cuenta de que el chivatazo lo ha dado su mujer, pues ella ha salido del edificio a tiempo y con aspecto cómplice.

 

Una huida esperanzadora

A Montag no le queda otra que coger el lanzallamas y quemar su casa. Sin embargo, después de hacerlo, una especie de impasibilidad rabiosa se apodera de él y quema vivo a su jefe.

Sabiendo que solo le queda huir, Montag sale corriendo y, esquivando a las autoridades que lo buscan y persiguen, llega a casa de Faber. El hombre le indica que, río abajo, en la zona de las vías del tren, hay un campamento de viejos intelectuales que también tuvieron que huir. Insta a Montag a unirse a ellos y a su resistencia.

Montag obedece y, tomando precauciones para que no sepan dónde ha estado ni a dónde va, logra llegar a la zona indicada. Allí, le reciben los intelectuales, liderados por un tal Granger. Como la persecución de Montag está siendo narrada por las noticias y ellos tienen una pequeña televisión portátil, están al corriente de quién es.

A la mañana siguiente, Montag y el grupo ven desde lejos cómo una bomba atómica cae en la ciudad que todos dejaron atrás. La guerra finalmente ha llegado. Granger explica que quizá este sea su momento de volver a construir la sociedad, pues, como un ave fénix, resurgirá de sus cenizas. Todos aceptan así su misión y regresan a la ciudad para comenzar con el renacimiento.

 

Fahrenheit 451: resumen por capítulos

Fahrenheit 451 es una novela dividida en tres partes, por eso para hacer un buen resumen de ella vamos a profundizar en cómo la trama y los personajes se desarrollan en cada una de estas partes.

 

Fahrenheit 451: resumen parte 1

En un mundo futurista de siglo XXIV, Guy Montag trabaja como bombero. La cuestión es que esos bomberos en lugar de apagar fuegos los provocan en aquellas casas en las que hay libros. ¿La razón? Los libros, como cualquier otra forma de conocimiento, están prohibidos. A Montag su trabajo le apasiona.

 

El encuentro con Clarisse

Una noche, al regresar del trabajo, Montag se encuentra con una joven vecina llamada Clarisse. Con su primera conversación, Montag ya se da cuenta de que la joven, de apenas 17 años, tiene un espíritu inquieto, pues no deja de hablar de la naturaleza, confiesa no ver la televisión, utiliza un lenguaje poético y se despide preguntándole si es feliz. Montag reflexiona sobre este encuentro y sobre las diferentes maneras que ambos tienen de ver el mundo.

Ya en su casa, Montag entra en su dormitorio para descubrir a su mujer, Mildred, inconsciente debido a una sobredosis de pastillas para dormir. Montag llama con urgencia a los paramédicos, que acuden a la casa y logran salvar a Mildred gracias a un lavado de estómago y una trasfusión realizada con lo que llaman “la serpiente de ojos eléctricos”. Sin embargo, ninguno de estos paramédicos lo son en realidad, solo son técnicos que se dedican a realizar mecánicamente esa tarea cada noche, pues describen las sobredosis como un incidente muy común al que ya están más que acostumbrados. A Montag esta declaración no solo le sorprende, sino que le entristece al darse cuenta, por primera vez, de lo inhumano de la sociedad en la que vive.

A la mañana siguiente, Mildred no se acuerda de nada. Montag intenta hablar con su mujer de lo sucedido, pero ella se empeña en seguir escuchando la radio y la televisión, a las que denomina “su familia”.

Cuando va hacia el trabajo, Montag se vuelve a encontrar con Clarisse, que, de nuevo, le hace preguntas profundas sobre el amor que siente hacia su mujer y hacia su trabajo. Montag cada vez está más confuso.

 

El primero libro

Ya en la estación de bomberos, Montag habla con su jefe (el Capitán Beatty) del Sabueso Mecánico, un perro tecnológico capaz de rastrear a cualquier individuo para luego aniquilarlo. Lo que preocupa al protagonista y que comenta con su jefe es que el Sabueso gruñe cuando él pasa por delante.

Durante una jornada de trabajo, los bomberos reciben la alerta de que una mujer se niega a abandonar su casa, que está llena de libros. Cuando llegan para quemarla, es la propia anciana la que enciende una cerilla y prende fuego a todas sus posesiones y también a ella misma. Montag, en un acto impulsivo y a escondidas, coge un libro antes de que este se queme, y se lo guarda.

Pasan los días y Montag está cada vez más reflexivo. Le atormenta que su vida se haya convertido en una rutina constante. Aún más le atormenta cómo su mujer parece no darse cuenta de ello, hipnotizada como está por la televisión y demás tecnologías.

Una noche, Montag se da cuenta de que lleva tiempo sin ver a Clarisse, así que le pregunta a su esposa si ella se ha enterado de algo. Mildred le responde que Clarisse murió hace cuatro días atropellada por un coche.

A la mañana siguiente, Montag se siente enfermo y decide no ir al trabajo. Mildred, en lugar de con compasión, lo mira con rechazo e irritación, lo que hace sentir aún peor a Montag. Por si fuera poco, el Capitán Beatty acude a visitarlo para ver qué le pasa. Su jefe empieza a sermonearle sobre cómo todo lo que se salga de lo establecido (incluso una enfermedad) no tiene cabida en una sociedad tan avanzada.

 

La enfermedad del pensamiento

Aun con Beatty en la habitación, Mildred se dispone a colocar mejor la almohada sobre la que su esposo descansa. Sin embargo, Montag se niega, pues se da cuenta de que bajo la almohada escondió el libro. Mildred no hace caso y termina tocando la almohada y, para su sorpresa, también el libro. Aunque se queda paralizada, no dice nada.

Nervioso, aunque intentando no levantar sospechas, Montag le pregunta al Capitán qué ocurriría si un bombero robase un libro. Beatty le responde que puede ser algo normal, fruto de la curiosidad del momento, pero que luego se dispone 24 horas para devolver el libro y quemarlo. De no hacerlo, serán el resto de bomberos los que acudan a la casa para incendiarla entera.

Cuando Beatty se va, Montag le confiesa a Mildred que no solo ha robado un libro, sino que ya lleva unos veinte. Su esposa entra en pánico y le pide quemar todos ya. Justo en ese momento, alguien llama a la puerta. El matrimonio se queda en silencio. Deciden no abrir la puerta y, quienquiera que fue a verlos, termina yéndose. Montag, a pesar de las quejas de Mildred, coge un libro y se pone a leer.

 

Fahrenheit 451: resumen parte 2

Montag continúa leyendo libros. La situación con Mildred es cada vez más tensa, aunque su mujer cree que no será para tanto y que nadie vendrá a quemar su casa. Montag le contesta que ella no sabe nada, que el sistema castiga a quienes buscan información, se alejan de la estructura y quieren saber; Clarisse y la anciana son el mejor ejemplo de ello. Su certeza de que vendrán a por ellos crece cuando escucha el sonido de un perro arañando su puerta de entrada. Aunque termina yéndose, Montag sabe que no es un perro normal: es el Sabueso Mecánico.

Llaman al teléfono y Mildred se pone a hablar con alguien sobre un programa de televisión. Montag observa cómo su mujer se sumerge en una conversación banal en lugar de seguir reflexionando sobre la realidad que la rodea.

Entonces, el protagonista se acuerda de un anciano al que, hace cosa de un año, se encontró en un parque. Montag sabía que el señor, que dijo ser un antiguo profesor universitario, se llamaba Faber y que tenía un libro escondido bajo la chaqueta. No obstante, y a pesar de su obligación como bombero, decidió no hacer nada y no denunciarlo. Además, se quedó con sus datos de contacto, los cuales no duda en buscar para encontrar a Faber.

 

La ayuda de Faber

Montag utiliza un teléfono auxiliar que tienen en casa y llama a Faber. El hombre se extraña de escucharlo, y aún más le sorprende saber que ese bombero tiene la última copia de la Biblia, que resulta ser el libro que Montag robó en la casa de la anciana.

Tras acabar con sus respectivas llamadas, Montag y Mildred vuelven a charlar. Sin embargo, Mildred ha olvidado todo lo referente a los libros y su única obsesión ahora es que sus amigas van a ir a casa para ver la televisión juntas. Montag, en cambio, no deja de pensar en los libros. Decide entregarle a Beatty únicamente la Biblia y así eliminar cualquier sospecha sobre él. Pero antes, quiere encontrarse con Faber para hacer una copia.

Leer también:  La Rueda del Tiempo: resumen de libros de Robert Jordan

De camino a casa de Faber, Montag intenta memorizar lo que dice la Biblia, pero se da cuenta de que no consigue retener la información. Se frustra al percatarse de que ha perdido capacidades y que le costará volver a estar realmente conectado con el mundo.

Ya en casa de Faber, Montag habla con el anciano sobre los libros y sobre cómo se perdieron todos. El propio Faber lamenta no haber protestado cuando aún se podía. Montag le pide al hombre que le enseñe a leer de verdad y a recuperar la felicidad verdadera. Faber le explica que la desaparición de los libros no es la única causa de la tragedia, y que, por lo tanto, no son la solución absoluta. El problema es que las personas han perdido la capacidad de cuestionarse cosas, de reflexionar y de ser introspectivas. Eso es algo que los libros ayudaban a aprender, pero para recuperarlo se necesitarían también tiempo para leerlos e interpretarlos, y libertad para actuar según lo aprendido.

 

Un plan de resistencia

Juntos, Montag y Faber planean cómo hundir el sistema. Montag propone meter libros en las casas de los bomberos y dar la alarma, lo que desestabilizaría la confianza de la gente y les haría hacerse preguntas. Faber cree, sin embargo, que esto no es suficiente, pues la sociedad no se interesaría lo más mínimo por lo ocurrido y seguiría con su vida. Lo que, en cambio, Faber sugiere es esperar a que explote una guerra que lleva tiempo gestándose en países cercanos. Para Montag esperar no es suficiente, y empieza a destruir la Biblia para despertar la voluntad de Faber y hacerle reaccionar de un modo más efectivo. Su estrategia funciona y el anciano promete hablar con una vieja amistad que les ayudará a hacer copias de la Biblia, evitando su destrucción.

Antes de irse, Faber le da a Montag una especie de walkie-talkie y él se queda otro. A través de estos auriculares podrán estar en contacto directo y darse ideas para actuar.

Ya de regreso en casa, Montag se encuentra a Mildred y a todas sus amigas viendo la tele en su salón. Las conversaciones que las mujeres están teniendo, tan vacías de significado, alteran a Montag, que desenchufa violentamente la televisión y las insta a pensar sobre la guerra, el sistema y la rebelión.

 

La televisión frente al libro

Sin embargo, ninguna de las mujeres se muestra preocupada por la guerra, incluso aunque algunos de sus familiares han tenido que ir al frente. Montag cada vez está más nervioso, sobre todo cuando escucha que todas ellas votaron al presidente actual por ser el más guapo.

Entonces, el protagonista coge uno de sus libros de poesía. Mildred lo observa aterrada e intenta justificarse ante sus amigas.  Montag comienza a leer un poema ante la incómoda mirada de las mujeres. Cuando acaba, una de ellas llora y la otra riñe a Montag por el caos que ha creado. Alteradas, las mujeres se van mientras Montag las critica por superficiales. En el auricular, Faber le pide que pare, convencido de que se acaba de meter en un grave problema.

Antes de marchar para el trabajo, Montag revisa sus libros y se da cuenta de que faltan unos cuantos. Supone que Mildred los ha empezado a quemar, así que esconde los que le quedan en el jardín.

En el cuartel de bomberos, escucha por el auricular cómo Faber le dice que actúe con normalidad, pero Montag está nervioso. Su tensión aumenta cuando se da cuenta de que el Sabueso Mecánico no está. Sin decirle nada, Montag va al despacho de Beatty y le entrega el libro. Luego, se pone a jugar a las cartas con su jefe y sus compañeros. Beatty, sin embargo, sí saca el tema de los libros y comienza a criticarlos. De repente, llega una alerta y salen hacia allí. Cuando Montag llega, se da cuenta de que es su casa.

 

Fahrenheit 451: resumen parte 3

Frente a su casa, Montag se da cuenta de que Mildred le ha delatado cuando ve a su mujer salir de la casa y huir sin mediar palabra con él.

Beatty le dice a Montag que lo saben todo y que ha sido estúpido. Por el auricular, Faber le insta a huir. Montag está atrapado, sabe que escapar solo haría que mandasen al Sabueso Mecánico para acabar con él.

 

Un fuego destructor

El Capitán le lanza una última orden: quemar él su propia casa con el lanzallamas. Montag sabe que no tiene otra opción, así que va, cuarto por cuarto, prendiendo fuego al que había sido su hogar.

Cuando acaba, Beatty le pregunta por qué se quedó con los libros. Montag no le responde, está absolutamente ido. Al no escuchar respuesta, Beatty le pega un golpe que hace saltar el auricular. Cuando lo ve, su jefe le dice a Montag que encontraran a su amigo.

En silencio, Montag quita de nuevo el seguro del lanzallamas. Beatty, que se percata de sus intenciones, le pide que le dé el arma, pero Montag activa el lanzallamas y quema a Beatty hasta la muerte.

 

La huida

El Sabueso Mecánico aparece y ataca al protagonista, hiriéndole en la pierna. Montag utiliza de nuevo el lanzallamas para destruir al perro y, luego, sale corriendo a pesar del dolor en la pierna. Antes, pasa por el jardín para recuperar los libros que enterró. Aunque lo intenta, no puede llegar muy lejos, pues su pierna malherida se lo impide. Montag cae al suelo y escucha unos pasos que se acercan hacia él. Asustado, saca fuerzas para levantarse y esconderse.

Sin saber a dónde más ir, Montag se dirige a casa de Faber. El camino no es fácil, pues le cuesta andar y hay helicópteros y coches buscándolo. Solo se para en una ocasión para dejar un libro en casa de uno de sus compañeros bomberos, llevando a cabo el plan que había pensado.

Montag consigue llegar a casa de Faber, que se muestra ilusionado de verlo. Le aconseja que siga río abajo y que, por la zona del bosque, intente dar con unos campamentos de vagabundos en los que se refugian antiguos intelectuales que también tuvieron que huir del gobierno. Por si fuera poco, se enteran de que la guerra ya está declarada oficialmente.

Antes de irse, Faber y Montag ven en las noticias que hay un nuevo Sabueso Mecánico y que todo el mundo busca al protagonista. Para tapar sus huellas, Montag utiliza ropa vieja de Faber y le pide a su ya amigo que rocíe toda su casa de alcohol, para que nadie pueda saber que estuvo allí.

 

El encuentro con los intelectuales

Ya en la zona del río y el bosque, Montag se siente algo más seguro y fantasea con encontrar la libertad. No obstante, sigue alerta.

Cerca de las vías del tren, Montag divisa una fogata. Cuando se acerca, se encuentra con un grupo de hombres que debaten alrededor de una hoguera. El líder se llama Granger, que enseguida ve a Montag y, llamándolo por su nombre, le invita a unirse a ellos. Sabe quién es porque todos están siguiendo la persecución a través de una pequeña televisión portátil. Granger le da a Montag un mejunje químico que hará que su olor cambie para que el Sabueso Mecánico no lo encuentre. En ese momento, en las noticias, se ve cómo el perro ataca y mata a un ciudadano. El gobierno, para no admitir que no ha dado con Montag, ha cogido a una persona cualquiera, ha dicho que era Montag y ha grabado como el Sabueso acababa con él.

Granger presenta a Montag al resto de hombres, todos ellos intelectuales exiliados que viven escondiéndose para no ser encontrados. Lo otro que tienen en común es que cada uno ha memorizado una obra literaria, garantizando así su supervivencia hasta poder imprimirlas de nuevo. Su plan es transferir el conocimiento generación tras generación, como buenamente puedan. Esa es su resistencia.

 

El renacimiento

Esa noche, el grupo sigue caminando río abajo, alejándose de la ciudad. Por la mañana, escuchan y ven cómo una bomba atómica cae y destruye la ciudad. Montag es testigo de todo aquello, pero no siente la mínima tristeza al darse cuenta de que Mildred estará ya muerta.

Durante el desayuno que los hombres preparan alrededor de un nuevo fuego, Granger reflexiona sobre cómo la sociedad será como un Ave Fénix. Cada cierto tiempo esta ave se quemaba para volver a revivir, y a la ciudad le está pasando justamente eso. Ha llegado el momento en el que debe resurgir de sus cenizas. Es por ello que esta novela acaba con el grupo de hombres regresando a la ciudad para comenzar el renacimiento.

 

Fahrenheit 451: personajes

Los personajes de Fahrenheit 451 permiten a su autor, Ray Bradbury, retratar la opresión de un sistema y todo lo que este provoca (conformismo e individualismo de unos, rebelión y reflexión de otros). Veámoslo con más detalle en este apartado.

 

Guy Montag

Como protagonista de la historia y, más concretamente, como protagonista de una distopía, Guy Montag representa al hombre que abre los ojos y despierta de la ensoñación impuesta por el sistema. Nos recuerda a Winston Smith de 1984 o Bernard de Un mundo feliz.

Cuando comienza la novela, Montag es una persona integrada en una sociedad que no reflexiona, y así se comporta. Como bombero, no se plantea que lo que hace está mal y que su función debería ser justo la contraria: salvar y no destruir. Sin embargo, y gracias a Clarisse, Montag se percata de la insatisfacción que siente en todos los aspectos de su vida. De alguna manera, las preguntas de Clarisse rompen el embrujo.

Su despertar no solo se debe a su vecina, sino también a los libros. Así, el autor utiliza el viaje de este personaje para recalcar la importancia de la cultura y la literatura y advertir sobre los peligros de la censura. El momento clave en el desarrollo de Guy Montag llega cuando su lucha interna se externaliza, mata a su Capitán (que representa el status quo y el control del sistema dictatorial) y huye.

 

Mildred Montag

La esposa de Montag es un retrato estereotipado de la sociedad plana y únicamente interesada por la televisión. Es, por lo tanto, un personaje que sirve al autor para representar los peligros de que la televisión o la radio, llenas de programas basura, sustituyan a los libros.

Mildred es incapaz de reflexionar y, ante cualquier atisbo de problema, opta por la solución rápida. Por ejemplo, cuando su marido le muestra sus libros, su única respuesta es quemarlos y delatar a Montag. Su existencia está vacía de significado y es incapaz de tirar del hilo del conocimiento cuando este se le presenta ante sus ojos.

No obstante, no podemos olvidar que la novela empieza con Mildred casi muriendo de sobredosis. Los técnicos que acuden a salvarla indican que atienden casos así cada día, lo que nos hace pensar que Mildred tampoco es feliz y se siente insatisfecha con su vida. No obstante, el poder que los medios de comunicación y la tecnología ejercen sobre ella le impide encontrar la causa o reflexionar sobre lo que le está pasando.

 

Clarisse McClellan

Aunque su presencia pueda parecer anecdótica (pues no aparece tanto y enseguida desaparece), la función de Clarisse McClellan en la historia es fundamental. Ella enciende la chispa del conocimiento en Guy Montag. Sus preguntas, y la falta de respuestas de Montag, llevan al protagonista a pensar y a cuestionarse su propia existencia. Es así como se da cuenta de que necesita algo más y de que es incapaz de recordar quién es, pues se ha convertido en una marioneta del sistema.

Clarisse, por lo tanto, representaría a esa resistencia que, por alguna razón, escapa del control intelectual del gobierno. Sin embargo, esto hace que muera. Su muerte, así, se convierte en una prueba de la deshumanización y la crueldad de un sistema que acaba con cualquiera que intente cambiar las cosas.

 

Capitán Beatty

Igual que Clarisse (y luego Montag o Faber) representan la resistencia, Beatty simboliza la opresión y el control. Con sus discursos y su comportamiento siempre amenazantes, evita que Montag y el resto de bomberos quieran saber más o se planteen por qué hacen lo que hacen.

Al ser el jefe de bomberos, es el jefe de la quema de libros y, en consecuencia, de la destrucción del conocimiento. Cumple órdenes, pero también las impone. De este modo, es la personalización más directa que, como lectores, tenemos del sistema, pues, por lo demás, no sabemos quién ostenta el poder o quién es el dictador.

Leer también:  "La magia del orden" de Marie Kondo

 

Faber

El profesor Faber representa una resistencia, como él mismo dice en más de una ocasión, “cobarde”. Decidió quedarse dentro del sistema y desafiarlo en alguna ocasión (por ejemplo, guardando algún cuento). No obstante, no huyó como sí hicieron otros intelectuales, y tampoco se opuso a tiempo a las barbaridades que se cometieron (como la quema de libros). Esto hace que Faber se sienta en deuda con la sociedad, pero que también tenga miedo a actuar.

Sin embargo, la llegada de Montag le hace recuperar las fuerzas y, a pesar de sus dudas, se decide a ayudarlo y pasa a ser imprescindible en su plan de huida y, por tanto, en la resistencia.

 

Granger

El líder de los intelectuales huidos representa justamente eso, a todos aquellos que acaban en el exilio por culpa de un sistema opresor. En la historia existen miles de ejemplos de personas a las que, a través del personaje de Granger, Ray Bradbury retrata como valientes, como poseedores de la verdad y como el futuro.

 

El Sabueso Mecánico

También este personaje es un símbolo. En este caso, de los mecanismos de control que el gobierno tiene para garantizar el “buen comportamiento” de la sociedad a través del miedo y la violencia.

Además, al ser un perro mecánico, también representa esa idea de avance tecnológico en el que se sustenta el sistema.

 

Fahrenheit 451: temas

Si has leído nuestro resumen de Fahrenheit 451, habrás percibido que la censura es el gran tema de la obra. No obstante, bajo este tema se esconden otras reflexiones sobre el conformismo, el individualismo o la libertad de pensamiento y expresión.

 

La censura de los libros

En la novela, la quema de libros se presenta como un proceso natural y al que nadie, aparentemente, se opone. Los bomberos aceptan su tarea de quemar casas por el simple hecho de que en ellas hay libros. Tras esta acción, como queda reflejado a través de diferentes reflexiones que luego hacen Montag o Faber, se esconde un fuerte control sobre el conocimiento y el pensamiento de la sociedad.

Si se censuran los libros, se censura la razón, la reflexión y la introspección. Al fin y al cabo, mediante la lectura, una persona es capaz de cuestionarse el mundo y conocer otras perspectivas. Ese proceso de introspección es el gran peligro para un sistema que quiere que la gente se conforme y no piense que hay nada más. Es por ello que este mecanismo lo han usado regímenes como el nazi (y así queda retratado en la novela La ladrona de libros).

A la censura literaria se le suman los avances tecnológicos (como la televisión siempre encendida), que dan como resultado una sociedad sobre estimulada e impactada por programas basura y vacíos de significado. Bradbury se cuestiona si, entonces, la tecnología es positiva para la humanidad o si, en cambio, nos encierra en un individualismo.

La gran tesis de la novela gira en torno a los libros como símbolos del conocimiento y el peligro de sustituirlos por lo tecnológico o, peor, de censurarlos.

 

La libertad

Los personajes de Fahrenheit 451 no se sienten menos libres. Consideran que tienen todo lo que necesitan. Sin embargo, Clarisse, Montag o Faber demuestran que no es así. Cuando no se puede pensar ni leer, uno no es libre. 

La libertad se convierte así en una mera ilusión. El autor plantea que, cuando cedemos nuestra libertad y aceptamos el control, dejamos que otros definan cuándo y cómo somos libres.

 

La deshumanización

Montag y su mujer son el mejor ejemplo de cómo la deshumanización queda retratada en la novela. Mildred, por ejemplo, es incapaz de conectar con nada que no sea la televisión. Incluso cuando se encuentra con sus amigas, solo es para ver juntas la televisión y hablar sobre los programas. Son incapaces de mantener conversaciones humanas.

Por otro lado, en varias ocasiones se percibe cómo la tecnología se ha apoderado de todo, incluso de las acciones que más humanas deberían ser (como los cuidados). Cuando Mildred sufre una sobredosis, solo acuden unos técnicos con una máquina que le lava el estómago. Además, estos técnicos admiten que es un procedimiento que realizan varias veces al día. No se cuestionan por qué tanta gente ingiere pastillas, simplemente actúan sobre un cuerpo y lo “limpian”.

 

Conformismo e individualismo

La sociedad no existe como tal en Fahrenheit 451, pues las personas actúan desde el individualismo. El mejor ejemplo es cuando Mildred traiciona a su marido y lo pone en peligro. Para ella lo único que importa es librarse del peligro y ver la tele, pero no escuchar lo que Montag tiene que decir, rechazando reflexionar con él sobre nada.

Ese individualismo y esa incapacidad de verse como parte de un todo, lleva al conformismo. A esa idea de “si yo estoy bien, qué más da lo que le ocurra a mi vecino”. Nadie se preocupa por Clarisse cuando muere y Mildred lo describe como un evento anecdótico, algo que incluso se le olvida mencionar a Montag.

En definitiva, se conforman con los estímulos y la “felicidad” inmediatas.

 

Fahrenheit 451: final explicado

Una de las grandes cuestiones de Fahrenheit 451 es el significado de su final, que se convierte en un tema en sí mismo.

Cuando la novel acaba, Montag y el resto de intelectuales están regresando a la ciudad, sabiendo que esta ha sido destruida y que, por lo tanto, puede renacer de sus cenizas. El hecho de que haya quedado reducida a la nada por una bomba que lo ha quemado todo, es una gran metáfora. La sociedad en sí, vacía de significado y conocimiento, terminó probando su propia medicina, pues ese conformismo e individualismo es el verdadero pecado.

Montag, así, se convierte en una especie de salvador, completando un desarrollo que, a lo largo de la novela, lo ha llevado de un extremo a otro. Representa, así, la esperanza y la posibilidad de que toda persona tiene el poder de cambiar sus circunstancias y las del resto.

 

Fahrenheit 451: citaciones

Fahrenheit 451 es una novela compleja en el que la ciencia ficción y la distopía generan un ambiente de tensión, pero también de esperanza y reflexión. A través de estos fragmentos, podrás hacerte una idea de esa complejidad:

“Bueno —dijo Beatty—, la crisis ha pasado y todo está bien; la oveja vuelve al rebaño.”

“Sin libros, ¿qué son los seres humanos y hacia dónde van?”

“Los libros no son solo papel y tinta, son mentes que piensan y corazones que sienten.”

“La ignorancia es una enfermedad que se propaga rápidamente en ausencia de libros.”

“En un mundo de libros vacíos, una persona con un libro es una persona peligrosa.”

“La libertad es tener la capacidad de elegir y tomar decisiones por uno mismo, incluso si están equivocadas.”

“El olvido de la historia es el primer paso hacia el control de la sociedad.”

“La censura es como encender un fuego que consume las ideas y sofoca la libertad.”

 

Preguntas y respuestas de selectividad y bachillerato de Fahrenheit 451

Si has leído Fahrenheit 451 te habrás dado cuenta de que no es un texto plano y que son muchas las aristas de esta novela. Es por ello que, en este último apartado, queremos profundizar en la obra y contestar algunas cuestiones relevantes.

 

Resumen y argumento

 

¿Cuál es el resumen en Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 es una novela de ciencia ficción que nos sitúa en un futuro en el que la quema de libros es la gran arma de control intelectual de un gobierno. Esta destrucción del conocimiento, unida a la manipulación a través de la tecnología y la televisión, han convertido a la población en autómatas incapaces de reflexionar sobre su realidad.

Sin embargo, un día todo cambia para Guy Montag, el protagonista. Este hombre, gracias a las preguntas de una joven vecina llamada Clarisse, empieza a cuestionarse todo y consigue rescatar unos libros de las llamas. Estos terminan de darle la llave al conocimiento y Montag se rebela contra el sistema.

Debido a ello, se enfrenta a muchos desafíos, como la traición de su mujer, que le delata ante las autoridades. No obstante, Montag consigue huir y reunirse con otros intelectuales en el exilio. El final de la novela se presenta como una esperanza, pues este grupo de intelectuales plantea que es el momento de hacer renacer a la ciudad de sus cenizas.

 

¿Cuál es la trama del libro Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 trata sobre un hombre, Guy Montag, que abre los ojos ante una realidad opresora e insignificativa. Gracias a la introspección que le dan los libros, considerados los grandes enemigos del sistema, Montag se rebela contra el autoritarismo y la deshumanización.

 

¿Cuál es el argumento de Fahrenheit 451?

El argumento de la novela se basa en la evolución del personaje de Guy Montag, un hombre que pase de conformarse con una vida insignificante a descubrir y enfrentarse a los sistemas de control que llevan a la deshumanización.

 

¿De qué se trata principalmente Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 es una novela sobre el autoritarismo y los mecanismos de control basados en vaciar de significado la existencia de la población, evitando que las personas puedan cuestionarse quiénes son o si hay algo mejor.

 

Temas y mensajes

 

¿Cuál es el tema principal del libro Fahrenheit 451?

El tema principal de Fahrenheit 451 es la censura del pensamiento como medio de control.

 

¿Qué temas aborda la novela Fahrenheit 451?

A partir del tema principal de la censura del pensamiento, Fahrenheit 451 desarrolla otros temas como el de la libertad, el individualismo, el conformismo, el autoritarismo o la resistencia.

 

¿Qué mensaje nos deja el libro Fahrenheit 451?

El gran mensaje de la novela Fahrenheit 451 es una especie de alerta sobre los peligros de la censura y de la tecnología cuando esta se convierte en un medio de control y deshumanización.

 

¿Qué quiere decir el libro Fahrenheit 451?

En el libro Fahrenheit 451 se plantean los peligros de los avances tecnológicos cuando estos van en contra de la humanidad, desproveyéndola de significado.

 

¿Qué nos quiere dar a entender Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 da a entender que los avances tecnológicos no siempre tienen por qué ser positivos, y que pueden convertirse en un peligro para la humanidad tal y como la conocemos.

Conflicto y desarrollo

 

¿Cuál es el conflicto en Fahrenheit 451?

En Fahrenheit 451 el conflicto se da entre el conocimiento y el autoritarismo. Los libros se queman porque son la llave para la introspección y la reflexión, algo que el gobierno quiere evitar porque eso implicaría perder el control sobre la sociedad y sobre su conformismo.

 

¿Cómo sucede el conflicto?

El conflicto comienza cuando el protagonista, Guy Montag, se da cuenta de lo que está ocurriendo y abre los ojos a la realidad. Empieza así su desafío al sistema.

 

¿Cuál es el conflicto protagonista en Fahrenheit 451?

El conflicto principal de Fahrenheit es el que se da entre el conocimiento y la censura como mecanismo de control.

 

¿Qué explora la novela Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 explora los peligros de la censura y de los avances tecnológicos cuando estos llevan al control de la población y de sus mentes.

 

Personajes

 

¿Quién es el personaje principal del libro Fahrenheit 451?

Guy Montag es el personaje principal de la novela. Su despertar y su evolución del conformismo a la resistencia le sirve al autor para reflejar los peligros del autoritarismo y de la tecnología llevada al extremo.

 

¿Qué le pasó a Clarisse en Fahrenheit 451?

Clarisse es un personaje que no se deja controlar por el sistema y que rechaza la tecnología. Es por ello que termina muriendo, demostrando que la oposición al autoritarismo siempre es castigada.

 

¿Qué influencia tiene Clarisse en Montag?

Clarisse es quien impulsa a Montag a reflexionar. Las preguntas que le hace, como que si es feliz, hacen que el protagonista abra los ojos y la mente y salga del embrujo del sistema.

 

¿Qué le sucede a Mildred en Fahrenheit 451?

Después de delatar a su marido, Mildred escapa de su casa antes de que la quemen. No sabemos más de ella, solo que posiblemente haya muerto tras detonar la bomba que cae sobre la ciudad. A Montag esto ni siquiera le da pena, pues se sentía totalmente desconectado de su esposa y de lo que esta representaba.

Leer también:  Resumen de Las aventuras de Huckleberry Finn del autor Mark Twain

 

¿Por qué Mildred traicionó a Montag?

Mildred traiciona a Montag porque ella está totalmente inmersa en el sistema. Para ella tener libros y pensar está mal y supone un gran peligro, por lo que denunciar a Montag es lo correcto.

 

¿Por qué Granger quería que Montag los llevara de regreso a la ciudad?

Granger quiere regresar a la ciudad porque, tras el estallido de la guerra y el bombardeo, la ciudad puede volver a renacer y ellos son los encargados de asumir esta tarea.

 

¿Qué papel juegan los bomberos en la sociedad de Fahrenheit 451?

Los bomberos son los responsables de la quema de libros y, por lo tanto, de la destrucción de cualquier forma de reflexión. Son, así, un mecanismo de control del sistema.

 

Contexto e intención

 

¿Cuál es el contexto histórico de la novela Fahrenheit 451?

Ray Bradbury escribió Fahrenheit 451 en 1953, en uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría. Era, además, un periodo de avances y de cambio social y cultural, pues la sociedad avanzaba hacia la modernidad.

El contexto de la Guerra Fría, con esa tensión constante a una nueva guerra mundial, queda reflejado en la novela precisamente con esa amenaza constante de que bombardeen la ciudad. Una amenaza que termina llegando y que, en la historia, se ve como una oportunidad de renacer.

Por otro lado, en esta época de avances y materialismo, Bradbury quería mostrar su preocupación por ellos. En la novela hace que el capitalismo extremo se presente como el gran enemigo de la sociedad, volviéndola vacía y conformista.

 

¿Qué representa el libro Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 es una distopía y, como tal, representa la preocupación de un autor (Ray Bradbury) por un futuro posible.

Llevando al extremo conceptos como el de la tecnología y el capitalismo, el escritor cuestiona hasta dónde es suficiente y qué pasaría si, en lugar de la sociedad, controlar la tecnología, es esta la que controla a la sociedad (o la que se utiliza para controlar a la sociedad). Es un planteamiento parecido al de Yo, Robot, de Isaac Asimov.

 

¿Qué inspira la novela Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 es una distopía cuya lectura no inspira un terror por el futuro, pero sí cuestiona hacia dónde nos lleva el presente y cómo ese camino nos aleja de una libertad real y nos adentra en una libertad ficticia.

 

¿Cuál es la intencionalidad del libro Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 quiere mostrar una realidad en la que la reflexión ha perdido frente a la censura y a unos avances tecnológicos que han convencido a la sociedad de que está “bien”, cuando en realidad es incapaz de pensar.

 

Símbolos y significados

 

¿Qué simboliza la salamandra en Fahrenheit 451?

La primera parte de Fahrenheit 451 tiene por título “La estufa y la salamandra”. Para entender el porqué de este título y la simbología de la salamandra, hay que entender que este animal, parecido a un lagarto, tiene fama de sobrevivir al fuego. 

Por lo tanto, en la historia la salamandra representa la resistencia del pensamiento y a todos aquellos que, como Montag, se enfrentan a la censura y no dejan que el fuego lo queme todo.

 

¿Qué simboliza el fuego en Fahrenheit 451?

El fuego es la destrucción y la opresión. Así, la quema de libros no es solo la quema de lo físico, sino de todo aquello que los libros representan. El fuego es el encargado de reducir a cenizas, es decir, a la nada, el poder del conocimiento.

 

¿Qué simboliza el espejo en Fahrenheit 451?

Cuando Montag se mira al espejo, parece poder verse de verdad. Por lo tanto, el espejo es un símbolo de la autoafirmación y también de la introspección. Si Montag se ve y se reconoce, puede reflexionar y enfrentarse a su realidad sin filtros.

 

¿Qué simboliza el río en Fahrenheit 451?

Para huir de la ciudad y encontrarse con los intelectuales, Montag debe seguir el camino del río. De este modo, el río simboliza la esperanza y el conocimiento.

 

¿Qué simboliza la serpiente de ojos eléctricos en Fahrenheit 451?

La serpiente de ojos eléctricos es la herramienta que los “médicos” utilizan para salvar a las personas que han sufrido una sobredosis. El hecho de que se describa como un animal de aspecto terrorífico, simboliza la deshumanización y la automatización de algo tan puro e íntimo como es la medicina y el salvar una vida.

 

¿Qué simboliza la sangre en Fahrenheit 451?

La sangre es un símbolo de humanidad en Fahrenheit 451. En varias ocasiones se describe cómo Montag siente el bombeo de su sangre al leer un libro y al darse cuenta de lo que está ocurriendo. De alguna manera, su sangre le recuerda que es humano, aunque hayan intentado convertirlo en un autómata que no se cuestiona nada.

 

¿Qué simbolizan el hogar y la salamandra?

La salamandra simboliza la resistencia a la censura y la posibilidad de salvar el conocimiento de la destrucción.

El hogar, por su parte, simboliza varias cosas. Para empezar, tiene ese significado tradicional de refugio, aunque en esta novela no para las personas, sino para los libros. Varios personajes guardan libros (es decir, conocimiento) en sus hogares, a pesar de que sigue siendo peligroso.

El hecho de que no sea un refugio para las personas resulta evidente cuando Montag se siente desligado de su mujer y esta termina incluso traicionándole.

 

¿Cuál es el papel de la tecnología en la sociedad de Fahrenheit 451?

La tecnología se describe como un peligro en Fahrenheit 451. Los avances tecnológicos se han utilizado como excusa para sustituir otras formas de cultura, lo que ha valido al sistema para eliminar el conocimiento real y controla a la población a través de la televisión, la radio u otros “avances”.

 

Prohibición y censura

¿Por qué se ha prohibido Fahrenheit 451?

El libro Fahrenheit 451 ha sido prohibido, precisa y paradójicamente, por ser crítico con el sistema y plantear cuestiones como los peligros de la tecnología o del autoritarismo. Recordemos que la novela se publicó en un momento de máxima tensión mundial en el que dos bloques (el capitalista y el comunista) se enfrentaban.

 

¿Por qué está prohibido leer en Fahrenheit 451?

La lectura está prohibida en la sociedad distópica de Fahrenheit 451 porque los libros son un medio para llegar a la introspección y la reflexión. Si la gente fuese capaz de cuestionarse su realidad, escaparía del conformismo y del control ejercido por un sistema que quiere que todo el mundo sea igual.

 

¿Por qué quemaban libros en Fahrenheit 451?

Los libros se queman en Fahrenheit porque es la única manera de asegurar que nadie lea y que, por lo tanto, nadie tenga el impulso o la oportunidad de reflexionar.

 

¿Por qué la gente quemaba libros en Fahrenheit 451?

Los libros se consideran el gran enemigo y peligro en la sociedad de Fahrenheit 451. La gente había sido aleccionada para rechazarlos, por lo que no tenían problema en aceptar su quema o delatar a las personas que leyesen.

 

¿Qué está prohibido en Fahrenheit 451?

En Fahrenheit 451 está prohibido leer y por eso se queman libros.

 

Desenlace y consecuencias

 

¿Cuál es el final de Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 termina con Montag y el resto de intelectuales exiliados regresando a la ciudad. Ellos poseen el conocimiento y la capacidad de reflexión y, ahora que la ciudad está reducida a cenizas, pueden hacerla renacer.

 

¿Cómo concluye Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 concluye con la esperanza de que una nueva sociedad es posible, esta vez sin censura y con los libros (es decir, el conocimiento) siendo los pilares fundacionales.

 

¿Cuál es la promesa al final de Fahrenheit 451?

La promesa final de la novela es que Montag y los intelectuales serán capaces de reconstruir la ciudad y transmitir el conocimiento que han conservado. Es un canto de esperanza.

 

¿Qué sucede al final de la película Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 acaba con los intelectuales liderados por Granger regresando a la ciudad con la promesa de reconstruirla.

 

¿Qué mensaje deja el libro Fahrenheit 451?

El mensaje final de Fahrenheit 451 es que hay esperanza, pero que para ello también debe haber resistencia al autoritarismo. Una sociedad que se conforma es su peor enemiga o, como mínimo, cómplice de sus enemigos.

 

Título y sentido

 

¿Qué sentido tiene el título de la novela Fahrenheit 451?

Fahrenheit 451 hace referencia a los grados a los que el papel se consume, es decir, es un símbolo directo de la quema de libros.

 

¿Cuál es el significado del título Fahrenheit 451?

El título de la novela tiene todo el significado, pues 451 grados Fahrenheit es la temperatura a la que el papel se quema por completo.

 

Otros aspectos

 

¿Qué es lo que quema en la novela Fahrenheit 451?

En la novela se queman libros, símbolo de la cultura, la introspección y la reflexión.

 

¿Qué queman en la novela Fahrenheit 451?

En la novela lo que se queman son libros, los cuales el sistema considera un peligro, ya que abren la puerta a la reflexión y, por tanto, cierra las puertas al control.

 

¿Por qué Montag quema toda su casa y todo lo que hay en ella?

Montag quema la casa porque no le queda otro remedio, pero, en cierto modo, porque sabe que los libros (enterrados en el jardín) se van a salvar. Así, quema una casa que nunca fue hogar ni refugio y que representa el conformismo de su mujer y de toda la sociedad.

 

¿Por qué bombardearon la ciudad en Fahrenheit 451?

Durante toda la novela se habla de la inminente amenaza de una guerra (representación de lo que también se estaba viviendo en la Guerra Fría). La bomba que cae sobre la ciudad es la única manera de que esta pueda renacer.

 

¿Cómo refleja Fahrenheit 451 las preocupaciones sociales de la época en que fue escrito?

Fahrenheit 451 se escribió durante la Guerra Fría, es decir, en un momento de gran tensión mundial, pero también de avance y de cambio histórico. Al autor le preocupaban ambos temas, tanto el estallido de una nueva guerra como el peligro de unos avances que se podían utilizar para controlar la sociedad y para enfrentar un bloque mundial contra otro.

 

Si la historia de Fahrenheit 451 ha llamado tu atención, no dudes en comprar un ejemplar de la novela (en formato físico o libro electrónico) a través del siguiente enlace:

María es una filóloga con una formación académica diversa y una especialización en lenguaje, discurso y comunicación. Graduada en Lengua y Literatura Española por la Universidad de La Rioja (2013-2017), destacó con una calificación sobresaliente de 9,025. Durante su carrera, participó en numerosos seminarios y cursos, como los Seminarios de Cine y Literatura Anglo-Americana y el curso de Escritura Creativa. Su tesis final, "Forensic Phonetics and Speaker lineups: theoretical and practical approach", muestra su interés por la fonética forense y los métodos de identificación de hablantes.

María continuó su formación con un Máster en Estudios del Discurso en la Universitat Pompeu Fabra (2017-2018), donde desarrolló su tesis "El packaging como discurso: el discurso de los packs de lácteos funcionales y naturales". Este trabajo analiza cómo el empaque de productos lácteos comunica y persuade al consumidor, explorando el empaque como una forma de discurso publicitario.

Además de su formación académica, María cuenta con certificaciones en gestión de comunidades y redacción de contenido, habilidades que le permiten crear y gestionar contenidos digitales de manera efectiva. Su conocimiento en lingüística, historia, lenguas clásicas, filosofía, geografía, arte, literatura y retórica complementa su capacidad para analizar y comunicar de manera precisa y persuasiva.

Su combinación de conocimientos teóricos y prácticos, junto con su experiencia en diversos campos, hace que María aporte una perspectiva rica y multifacética a cada resumen de obra literaria que realiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram