Resumen de Las aventuras de Huckleberry Finn del autor Mark Twain

resumen las aventuras de huckleberry finn mark twain
Tabla de contenidos

En 1884 Mark Twain publicaba Adventures of Huckleberry Finn (en español, Las aventuras de Huckleberry Finn). Siempre cargada de controversias por su estilo, su lenguaje y los temas tratados, no ha dejado de ser leída y estudiada por todo tipo de lectores.

Desde las más jóvenes hasta las más adultas, millones de personas han disfrutado de las aventuras de Huck, el amigo de Tom Sawyer, que en esta novela ocupa el lugar protagonista y, navegando por el Río Misisipi, madura y nos enseña grandes lecciones de vida.

 

Argumento

Las aventuras de Huckleberry Finn narra el viaje de Huck, un adolescente huérfano, y su huida hacia la libertad.

Durante el transcurso de su viaje, en el que va recorriendo el Río Misisipi, se encuentra con una serie de personajes que le hacen ver la gran hipocresía de la sociedad y de la mal llamada civilización. Su gran compañero de viaje es Jim, un esclavo negro gracias al cual Huck forja una opinión sobre la esclavitud y fortalece su moralidad.

 

Resumen corto

Al sur de los Estados Unidos, a mediados del siglo XIX, Huck es solo un niño de 13 años, huérfano y que es acogido por una mujer que intenta civilizarlo. Las normas, las clases, las obligaciones… Son rechazadas por Huck, que prefiere seguir siendo un niño salvaje y libre.

Un buen día, su padre lo encuentra y se lo lleva a vivir con él. En medio del bosque, Huck pensó que podría ser feliz, pero pronto empezó a sufrir los ataques de violencia de su padre alcohólico. Harto de la situación, decide fingir su propia muerte y esconderse en la isla Jackson.

Sin embargo, nunca llegó a estar solo en la isla, pues allí también estaba escondido y tratando de huir de la esclavitud Jim, un negro que iba a ser vendido. Tras una tormenta que asola el terreno, los dos nuevos amigos deben construir una balsa con maderas y salir navegando río abajo.

Durante el trayecto, Jim y Huck van conociendo a diversos personajes y situaciones que les hacen vivir aventuras. Su objetivo siempre es huir, pero también conseguir algo de dinero que les permita sobrevivir. Sin embargo, todas sus aventuras tienen el gran peligro de que alguien descubra su verdadera identidad y les delate por haber fingido su muerte, en el caso de Huck, y haber huido de la esclavitud, en el caso de Jim.

Dos de las personas que se encuentran por el camino son dos estafadores que les meten en varios problemas. El más grave es que venden a Jim a una familia. Huck, que prioriza su amistad por encima de cualquier otra cosa, decide ayudar a Jim, encontrarlo y volver a escapar juntos. Por casualidad, la familia a la que Jim ha sido vendido resulta ser la de los tíos de Tom Sawyer, un viejo amigo de Huck. El protagonista decide aprovechar la ocasión y el hecho de que esos señores llevaban tiempo sin ver a su sobrino, para hacerse pasar por Tom y así estar cerca de Jim y planificar su huida.

Es entonces cuando, también por casualidad, el verdadero Tom llega a casa de sus tíos. Por suerte, Huck consigue hablar con él antes de que lo vea nadie y, juntos, planean cómo salir de la situación sin que ninguno corra peligro ni se descubra la verdad. Tom decide hacerse pasar por su hermano Sid, y Huck seguirá siendo Tom. Los tíos se creen la historia, así que los dos amigos se ponen manos a la obra para seguir con su plan y rescatar a Jim.

Tras unos cuantos baches y accidentes, Jim es liberado. Por su parte, los tíos de Tom, que terminan enterándose de toda la verdad, se ofrecen a adoptar a Huck. Sin embargo, el protagonista termina su historia diciendo que no cree que se quede en esa casa, pues la civilización le impide ser libre.

 

Resumen largo

La novela comienza con Huckleberry Finn (Huck) siendo acogido por la viuda Douglas, una mujer que se ha comprometido a cuidar de este adolescente huérfano. Su objetivo no es, sin embargo, solo cuidarlo, sino también civilizarlo y educar a ese niño que se ha criado en la calle y siendo demasiado libre.

Para Huck la estancia con la viuda no es nada positiva, pues él cualquier norma la siente como una restricción de su libertad. Además, no entiende la hipocresía de la sociedad, retratada a través de la viuda Douglas, que dice ser muy bondadosa, pero luego no se comporta de esa manera.

Un día, el padre de Huck aparece y decide llevarse a su hijo a pesar de las reticencias de la viuda Douglas y del cura del pueblo. Huck ve la estancia con su padre como una oportunidad para volver a ser libre, pero pronto se percata del error. Su padre es un alcohólico violento que no duda en pegarle cada día, impidiéndole además salir de la choza donde vive. Huck, desesperado, pero decidido a escapar, finge su propia muerte y huye hacia la isla de Jackson.

En el islote pasa unos días solo, pero pronto se da cuenta de que hay alguien más. Ese alguien es Jim, un esclavo negro que, como él, también está huyendo para ser verdaderamente libre. Al principio Huck no sabe si debe o no alejarse de Jim, pues bastantes problemas tiene o puede llegar a tener con la justicia tras fingir su propia muerte, como para añadir haber ayudado a un esclavo fugitivo. No obstante, Huck y Jim pronto se hacen amigos y Huck empieza a darse cuenta de que los derechos de Jim son tan importantes como los suyos.

 

La huida por el Río Misisipi

Una gran tormenta asola el islote, inundándolo y obligando a Huck y a Jim a construir una balsa de madera para huir río abajo. El plan es navegar hacia los estados del norte, donde la esclavitud ha sido abolida y Jim podría ser libre.

Tras un tiempo navegando, Huck decide parar en su pueblo. Jim, que es un fugitivo, se queda en la balsa. El objetivo del protagonista es investigar qué se está diciendo sobre ellos y si se están investigando su muerte y la huida de Jim. Para no levantar sospechas y que nadie le reconozca, Huck se viste de niña con unas ropas que encuentran en una casa que, víctima de la tormenta, aparece flotando en el río. Al parecer una niña, una mujer nueva en el pueblo le invita a entrar a su casa, ocasión que Huck utiliza para preguntarle por las últimas noticias.

Así descubre que su muerte se ha creído como cierta y que se considera que los culpables han podido ser o su padre o Jim, un esclavo que ha huido. Antes de que lo descubra, Huck se va de la casa de la mujer, sabiendo que es mejor alejarse de esa zona por todos los crímenes de los que se acusa a Jim.

Ya otra vez juntos, Jim y Huck siguen navegando hasta que se encuentran un barco de vapor a punto de hundirse. Los dos amigos deciden subir para ver si encuentran algo de valor, pero se dan cuenta de que otros ladrones ya se les han adelantado. Antes de ser descubiertos, vuelven a saltar a la balsa.

De nuevo en el río, una gran niebla se echa sobre ellos y les impide ver. Sin quererlo, los protagonistas se separan y tardan un rato en reencontrarse.

 

El enfrentamiento de dos familias

Este reencuentro no dura mucho, pues un barco de vapor golpea la balsa de los protagonistas y Huck se ve obligado a saltar al agua. Llega a una orilla como puede, pero no consigue ver dónde se ha quedado Jim. Por suerte, una familia lo encuentra y lo acoge.

Esta familia son los Grangerford, grandes aristócratas que llevan siglos enfrentados a otra familia (los Sheperdson). La envidia, los celos y la violencia marcan las relaciones entre ambas estirpes, que cada año deben intentar matarse entre ellas. No obstante, y a pesar de estos enfrentamientos, las dos familias van a la misma iglesia, donde se predica sobre el amor al prójimo.

La gran tragedia llega solo unos días después de que Huck esté con los Grangerford: las dos familias se enfrentan en una lucha sangrienta que acaba con todos los Grangerford asesinados.

Huck, aterrado por lo que ve, consigue escapar y, cuando llega al río, se reencuentra con Jim, que había conseguido recuperar y reparar la balsa.

 

El Duque y el Rey

Sintiéndose de nuevo a salvo, Huck y Jim navegan por el río. De repente, un día se encuentran con dos hombres, que resultan ser dos estafadores, pidiéndoles auxilio. Los protagonistas se apiadan de ellos y les dejan subir a su balsa. Pronto se dan cuenta de que no son dos personas de fiar, pues les mienten e intentan convencerles de que en realidad son un rey y un duque. Huck y Jim, burlándose de ellos, empiezan a apodarlos el Rey y el Duque.

Aunque Jim sigue quedándose siempre en la balsa, Huck empieza a desembarcar en algunas ciudades con sus dos nuevos compañeros de viaje. Estos siempre le meten en problemas, pues no dejan de ser dos estafadores tratando de robar dinero o conseguirlo de formas poco lícitas.

La gran estafa, y también las grandes consecuencias, ocurren en una ciudad en la que el Duque y el Rey se hacen pasar por los dos hermanos británicos de un hombre que acaba de morir y que les ha dejado una gran herencia. Su mentira es creída, pues nadie conoce a los hombres reales, así que los estafadores empiezan a hacerse con todas las propiedades del fallecido.

Sin embargo, los dos británicos verdaderos terminan apareciendo y causando una gran confusión, pues la gente del pueblo no sabe de quién fiarse, si de los primeros o los segundos en llegar.

Huck intenta aprovechar el caos para huir, pero el Duque y el Rey lo siguen a tiempo para subirse de nuevo con él y con Jim a la balsa.

En su siguiente parada, en otro pueblo de la zona, el Rey y el Duque se emborrachan, situación que Huck vuelve a aprovechar para escapar solo con Jim. Sin embargo, se da cuenta de que los dos estafadores han hecho de las suyas y han delatado a Jim, vendiéndolo como un esclavo. Huck duda de si seguir él solo el camino hacia la libertad o ayudar a su amigo, decidiéndose por esto último, pues sabe que es lo correcto.

 

Final de Las aventuras de Huckleberry Finn

Huck descubre que Jim ha sido vendido a la familia Phelps, así que decide ir hacia su casa. Cuando llega se encuentra con Sally Phelps, que resulta ser la tía de Tom Sawyer, el antiguo amigo y compañero de aventuras de Huck. Los Phelps están esperando precisamente la visita de Tom, al que no han visto en mucho tiempo, así que Huck decide hacerse pasar por él para que lo acojan y así estar cerca de Jim.

Sin embargo, para que su plan salga bien, Huck tiene que interceptar a Tom, que llega justo ese mismo día, para explicarle todo lo que ha pasado y que le ayude a continuar su mentira. Durante ese emocionante reencuentro, Huck le cuenta a Tom que no murió, que solo fingió haber sido asesinado para poder escapar. Le pone al día también sobre sus aventuras y le pide apoyo para salvar a Jim. Tom acepta sin dudarlo y decide que él se hará pasar por su hermano Sid.

Tom siempre había sido un niño con mucha imaginación, así que en lugar de idear un plan sencillo para liberar a Jim, complica todo demasiado. Se cree que vive en un libro de aventuras y que, por tanto, Jim debe ser un prisionero de verdad y ganarse su libertad. Así, le pone muchísimas pruebas antes de sacarlo del cobertizo donde está preso. Finalmente, y tras haber superado esos desafíos, la noche de la huida llega.

Sin embargo, todo se tuerce cuando unos agricultores escuchan ruidos extraños y disparan con la mala suerte de darle a Tom en la pierna. Huck y Jim se niegan a continuar sin su amigo, así que Huck acude a la búsqueda de un médico que pueda ayudarles. Este médico efectivamente cura a Tom, pero también delata a Jim cuando se da cuenta de que es un esclavo fugitivo.

En ese momento llega también otra de las tías de Tom, Polly, que les cuenta a los Phelps toda la verdad sobre quiénes son Huck y Tom. Además, les revela que Jim es un hombre libre, pues su anterior dueña acaba de morir y en el testamento firmó la libertad del que fue su esclavo.

Huck está muy contento de escuchar esta noticia, a la que se suma que su padre también ha muerto, por lo que ya puede volver a su ciudad de origen de manera libre y a salvo.

 

Resumen por capítulos

Las aventuras de Huckleberry Finn está compuesta de cuarenta y tres capítulos. A pesar de que son muchos, creemos conveniente hacer un buen resumen de este libro acudiendo a estos capítulos y pudiendo así tener una comprensión total y profunda de la historia de este joven.

 

Huckleberry Finn: resumen capítulo 1

La novela comienza donde acaba Las aventuras de Tom Sawyer. Es decir, justo cuando los dos niños, Tom y Huck, se han repartido doce mil euros (seis mil para cada uno). El juez Thatcher les pide ese dinero para invertirlo y que, cada niño, consiga un euro más al día en concepto de intereses.

Huck comienza, pues, a narrar su historia a partir de ese momento. Nos explica que la viuda Douglas le ha acogido en su casa y le trata casi como a un hijo, comprándole ropa y enseñándole religión a través de la Biblia. No obstante, el protagonista no tarda en escapar, pues rechaza ese intento de “civilizarle” y él quiere continuar siendo un espíritu libre.

Tom Sawyer, sin embargo, frena sus planes de huida y le pide que se quede con la viuda Douglas, respetando todo lo que ella le enseñe y le pida. A cambio, le promete comenzar una banda de ladrones. Huck acepta y vuelve a casa de la viuda, donde también vive su hermana, la señorita Watson. Esta es muy estricta con la educación y el comportamiento del niño, amenazándole con que irá al infierno si no mantiene las formas.

Por las noches, Huck se siente especialmente solo, aunque en uno de esos momentos de soledad, el protagonista escucha la llamada de su amigo Tom, así que salta por la ventana para encontrarse con él.

 

Huckleberry Finn: resumen capítulo 2

Al salir por la ventana, Huck se tropieza y hace un ruido que Jim, el esclavo de la señorita Watson, escucha. Los dos niños se esconden para no ser descubiertos hasta que Jim se duerme y ven seguro salir.

Antes de irse, gastan una pequeña broma a Jim para que, cuando despierte, se piense que ha sido embrujado.

Ya en la zona del río, Tom y Huck se reúnen con otros chavales que también forman parte de la banda que ha creado el primero. Juntos, roban una pequeña embarcación y, con ella, llegan a una cueva que, determinan, será su guarida secreta. Allí comienzan a organizar mejor la banda a partir de lo que han leído sobre ladrones y piratas en los libros. Establecen que, si alguien se chivase, el resto mataría a su familia. Como Huck no tiene familia biológica, entrega a la señorita Watson como sustituta.

Entre sus normas deciden también que solo atracarán carruajes, llevándose lo que hay dentro, matando a los hombres y secuestrando a las mujeres, a las que dejarán cautivas en la cueva.

 

Huckleberry Finn: resumen capítulo 3

A la mañana siguiente, la señorita Watson riñe a Huck, que tiene el pijama lleno de barro por su excursión nocturna.

Los días continúan, y Huck cada vez se siente más desilusionado con la religión. A pesar de rezar mucho, como le piden en casa, no siente que nada bueno le ocurre.

Una mañana, un cadáver aparece en el río. Las gentes dicen que es el del padre biológico de Huck, aunque este no se lo termina de creer.

En cuanto a la banda, esta no dura mucho. Nada ha ocurrido desde su primera reunión, solo un pequeño susto que dieron a unos niños de primaria. Tom intenta convencerles de seguir y les dice que ese enfrentamiento fue en realidad contra elefantes y árabes. Sin embargo, nadie le sigue el juego, ni siquiera Huck, que es demasiado realista para creerse esos cuentos de su amigo.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 4

El tiempo pasa y Huck se siente incluso bien en su nueva casa. Expresa que hasta le gusta ir al colegio y su nueva rutina.

No obstante, las cosas comienzan a torcerse cuando Huck percibe que su padre ha vuelto. Se da cuenta de ello porque ve unas huellas sobre la nieve de alrededor de su casa. El protagonista sospecha que, si está buscándole, es porque quiere robarle los seis mil euros.

Sin saber muy bien qué más hacer o qué esperar de la aparición de su padre, Huck le pide consejo a Jim. Este hace una especie de conjuro con una bola de pelo. Según él, la bola le dice que el padre ed. Huck tiene un ángel bueno y un ángel malo entre cuyos consejos se debate.

Cuando Huck regresa a su habitación, se encuentra a su padre allí.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 5

Como siempre, el padre de Huck está sucio y tiene mal aspecto. Sin embargo, a Huck ya no le da miedo, lo ve viejo y vulnerable.

De manera violenta, el padre increpa a su hijo y lo critica por saber leer, ir a la escuela o tener ciertos modales. Nadie de su familia antes había sido educado y no quiere que su hijo ahora lo sea y se empiece a creer mejor que él. Antes de irse y de amenazarle, le pide a Huck que le dé el dólar del juez. Cuando lo consigue, sale por la ventana y se va a emborracharse al pueblo.

Al día siguiente, el padre de Huck acude al juez para pedirle los seis mil dólares. Está borracho, así que el juez se niega y, sabiendo que es lo mejor para el niño, ayuda a la viuda Douglas a pedir la custodia total de Huck. No obstante, no consiguen su cometido y Huck debe quedarse con su padre, que no hace sino emborracharse.

Leer también:  Resumen de "Hadriana En Todos Mis Sueños" de René Depestre

En una de esas borracheras, el hombre es detenido por la policía y pasa una semana en la cárcel. Tras su estancia, un nuevo juez intenta reformarlo llevándolo a su casa, lavándole, dándole ropa vieja… Sin embargo, en cuanto cae la noche, el padre de Huck se escapa y vuelve a emborracharse hasta casi morir. Mientras, Huck ha vuelto a la casa de la viuda Douglas.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 6

El padre de Huck acecha a su hijo para exigirle que le dé el poco dinero que tiene. La señora Douglas termina intercediendo y pide al hombre que se mantenga lejos de su propiedad. La respuesta de este es secuestrar a Huck y llevárselo a una cabaña.

Allí, Huck sufre el maltrato físico de su padre, hasta que encuentra un modo de escapar gracias a un pequeño serrucho estropeado que empieza a usar para abrir un hueco en la madera de la cabaña. No obstante, decide no escapar esa noche, pues su padre ha regresado muy borracho y, aunque se queda medio dormido, cada cierto tiempo se despierta a causa de pesadillas que, además, le hacen estar muy violento.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 7

A la mañana siguiente, padre e hijo salen a cazar. En su salida, Huck encuentra una canoa que consigue coger y esconder sin que su padre le vea; piensa utilizarla para escapar.

Cuando regresan a la cabaña y su padre le deja solo para ir a beber al pueblo, Huck termina de abrir el agujero con el serrucho y sale. Con él lleva todas sus pertenencias, las cuales lleva a la canoa.

Idea entonces un rápido plan, que consiste en fingir que ha muerto. Para ello, caza a un cerdo y extiende su sangre por dentro de la cabaña. Deja también, en esa escena del crimen, algunos pelos y restos que lo identifiquen y hagan pensar que alguien lo ha asesinado. Luego, con un poco de harina, hace ver que el asesino huyó y que su cadáver estará por el río.

Justo cuando acaba de montar todo, Huck ve que su padre regresa y que no está borracho, así que se da prisa para desaparecer con la canoa. Navegando llega a la isla de Jackson, un pequeño trozo de tierra en medio del río. Allí se queda a dormir.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 8

Cuando despierta, Huck ve, desde lo lejos, que el río está lleno de personas buscando su cadáver.

Los días pasan y Huck explora la isla. En una de esas excursiones descubre una fogata, lo que indica que no está tan solo como parece. Eso le aterra. No obstante, decide descubrir quién más anda por ahí y se acerca de nuevo al lugar de la fogata. Allí descubre a Jim, que también ha huido, aunque en su caso de la esclavitud.

Huck le cuenta a Jim, que al principio se asusta al verlo porque lo creía muerto, cómo fingió su asesinato. Jim, entonces, le cuenta que él está ahí porque oyó a la señora Watson contarle a la viuda Douglas que iba a venderlo.

Los dos refugiados comienzan a convivir. Así es como Huck aprende sobre las supersticiones de los esclavos e historias sobre la vida y supervivencia de Jim.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 9

Jim y Huck exploran ahora juntos la isla. En lo alto de una colina descubren una cueva donde empiezan a guardar sus pertenencias, pues allí estarán más a salvo.

Tal y como Jim predijo según sus supersticiones, una gran tormenta llega y desborda el río. A pesar de tales inclemencias, los dos chicos aprovechan para coger lo que el río deja a su paso. Un día llega hasta ellos una casa que ha sido arrancada por la corriente. En ella Jim descubre varios objetos, pero también el cadáver del padre de Huck. Este tiene un tiro por la espalda, lo que evidencia que estaba intentando robar cuando fue descubierto y disparado. Intentando protegerlo, Jim evita que Huck vea el cadáver y también le esconde su identidad.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 10

A pesar de las preguntas de Huck, Jim no le cuenta nada sobre el cadáver.

Por lo demás, Huck está contento con lo que rescataron de la casa, sobre todo porque pensaba que, según las supersticiones esclavas, tendrían mala suerte. Jim le dice que puede que esa mala suerte aún esté por llegar.

Una noche Huck intenta gastar una broma a Jim dejándole cerca el cadáver de una serpiente de cascabel. Sin embargo, la broma sale mal, porque otra serpiente se acerca y muerde a Jim. El resultado es una infección que tarda días en curarse.

Cansado y aburrido de la vida del islote, Huck se disfraza de niña para ir a la ciudad y ver qué está ocurriendo. Allí ve que ha llegado una mujer nueva que no lo conoce ni sabe quién es Huckleberry Finn, así que se acerca a ella para charlar.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 11

La mujer deja entrar a su casa a Huck, pensando que es una niña inofensiva. El protagonista le empieza a preguntar por las noticias de la ciudad hasta que la señora le cuenta lo que sabe sobre Huck y Jim. Al parecer, hay una recompensa de 300 dólares por capturar a Jim, ya que se cree que él mató a Huck y luego escapó. También hay quien piensa que fue el padre de Huck el asesino de su propio hijo. La mujer añade que ella lo que opina es que fue Jim y que está escondido en el islote.

Al ver como Huck no sabe enhebrar una aguja, la mujer sospecha de su identidad y le pide que le diga la verdad. Huck le miente diciéndole que efectivamente es un niño, pero que solo es un aprendiz fugado.

Huck abandona la casa y vuelve a la isla, donde insta a Jim para marcharse los dos de allí, así que cogen la canoa y se van.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 12

Huck y Jim viajan por el río, navegando por la noche y escondiéndose durante el día. Una noche cae una gran tormenta y, ante ellos, ven hundirse un barco de vapor. Huck convence a Jim para subir a bordo y ver qué encuentran. Lo que le sorprende es que oyen voces: hay otros dos ladrones allí arriba. Sin que le vean, Huck espía qué hacen y descubre que tienen a un tercer ladrón atado. Uno de los ladrones quiere matarlo, pues al parecer el prisionero ha amenazado con delatarlos a la policía. Finalmente, el otro ladrón le convence de no asesinarlo y simplemente abandonarlo en el barco, que tardará poco en hundirse del todo.

Huck regresa dónde dejó a Jim y ambos vuelven hacia su balsa, que habían dejado amarrada al barco. Sin embargo, cuando llegan, se dan cuenta de que la balsa se desató y ya no está.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 13

Jim y Huck deciden, entonces, robar la balsa de los otros ladrones. Aunque casi les pillan, consiguen su cometido y se van río abajo. Al amanecer, mientras navegan, encuentran la que había sido su canoa, que tiene todas sus pertenencias, y se pasan a ella, enganchando la otra balsa para llevarla también con ellos.

En un pequeño puerto, los dos protagonistas desembarcan. Allí se encuentran a un vigilante nocturno en su ferry. Como Huck se siente culpable por los ladrones que dejaron morir en el barco, le dice al vigilante que su familia sufrió un naufragio y que están todavía en el río. El hombre se cree la historia y se ponen en marcha para intentar salvarlos. Sin embargo, desde lo lejos, Huck ve como el barco de valor, con los ladrones a bordo, se hunde entero.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 14

Jim y Huck siguen conviviendo y conversando sobre cosas tan aleatorias como los reyes y la aristocracia. Un día discuten sobre la leyenda del rey Salomón, que para Jim es un estúpido. Huck intenta hacerle ver que no se trata de juzgar sus acciones por lo tontas que fueron, sino sacar el aprendizaje de la historia.

En general, Jim no sabe muchas cosas, como que no todo el mundo habla inglés. No comprende que los seres humanos, siendo de la misma especie, no hablen el mismo idioma todos. Huck suele frustrarse ante estas discusiones.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 15

El plan de los protagonistas es llegar a los Estados del norte, donde la esclavitud ha sido abolida y Jim podrá ser libre. Para ello, deben alcanzar el Río Misisipi y, ahí, coger un barco de vapor hacia el norte.

Sin embargo, según llegan a la zona, una niebla comienza a formarse, por lo que deciden desembarcar y continuar cuando las condiciones sean mejores. El problema es que, al intentar amarrar la balsa, esta se le escapa a Huck de las manos. La balsa, con Jim a bordo, sale disparada río abajo. Huck reacciona subiéndose de un salto a la otra canoa, que sí había conseguido amarrar. No obstante, con la niebla no logra ver nada y termina perdiendo el rastro de Jim.

Por suerte, a la mañana siguiente, con la niebla ya disipada, Huck logra dar con Jim, al que encuentra dormido en la balsa. Cuando le despierta, Huck intenta engañarle diciéndole que todo ha sido un sueño y que nunca se separaron. Tras divertirse un rato viendo cómo Jim intenta interpretar lo ocurrido en el sueño, Huck le dice la verdad y se disculpa por haberle engañado.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 16

Jim y Huck siguen navegando, y este último se enfrenta al dilema de si ayuda a Jim a ser libre o lo entrega, pues estaría incumpliendo la ley si hiciese lo primero. No obstante, sabe que delatar a su amigo le generaría un gran sentimiento de culpa.

Llegan entonces a una ciudad y Huck desembarca. Pronto se encuentra con unos hombres blancos que buscan esclavos. Sabiendo que Jim podría estar en peligro, Huck es lo suficientemente rápido y listo como para hacerles creer a esos hombres que en su balsa, con él, va con su familia y que tienen viruela. Así, evita que los esclavistas quieran acercarse. No obstante, por caridad, si le entregan, desde lo lejos, unas cuantas monedas.

Contentos por el dinero recibido, Jim y Huck siguen navegando, aunque se terminan dando cuenta de que, posiblemente, la niebla les impidió ver El Cairo, la ciudad a la que debían llegar para continuar su camino hacia la libertad. Por lo tanto, ahora tendrían que volver sobre su camino, río arriba.

De repente, un barco de vapor se acerca hacia ellos y no hace mención de apartarse, por lo que los dos protagonistas se ven obligados a saltar al agua. Huck consigue agarrarse a un trozo de madera y salir hasta la orilla, pero no ve a Jim por ninguna parte.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 17

En la orilla, perros salvajes comienzan a rodear a Huck, que se queda quieto para no enrabietarlos. Por suerte, unos hombres le salvan y le acogen en su casa.

Allí, Huck se encuentra con la familia Grangerford, a los que les cuenta que es un huérfano llamado George Jackson y que se cayó de un barco de vapor. La familia le ofrece quedarse con ellos y Huck acepta, haciéndose pronto amigo de Buck, el hijo más joven. Huck se siente a gusto desde un primero momento, sobre todo porque se nota que en esa casa hay dinero y buena comida.

A los días de estar ahí, el protagonista se entera de que la familia tenía otra hija llamada Emmeline. Era una joven de gran talento para la poesía, pero que murió hace unos años.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 18

La familia Grangerford no solo tiene dinero, sino también muchos esclavos.

Un día, aparece por las tierras de la familia Harvey Shepherdson, el gran enemigo de los Grangerford. Según Buck, debido a los celos y los malos entendidos, la tradición es que, cada año, un hombre de una de las familias mate a un hombre de la otra.

Una tarde, tras regresar de misa, una de las hijas Grangerford, Sophia, le pide a Huck que regrese a la iglesia a recoger su Testamento, el cual había dejado olvidado. Huck acepta y va hacia allí. Cuando coge el libro, ve que dentro hay una nota que pone “a las dos y media”. No obstante, no le dice nada a Sophia cuando se lo devuelve.

Todo se vuelve un poco raro a partir de ese momento. Huck siente que el esclavo personal que le ha puesto la familia Grangerford le sigue de muy cerca. Entonces, el esclavo le pregunta si quiere ver unos mocasines acuáticos. Huck se da cuenta de que es una especie de código, así que le acompaña. El esclavo le guía hasta el pantano, donde Jim espera dormitando en el suelo. Junto a él está la balsa, la cual ha reparado.

Pero Huck, antes de volver a huir con Jim, regresa a la casa. A la mañana siguiente, comienza una gran tragedia, pues Sophia huye con uno de los hijos Shepherdson. Esto reaviva con fuerza la pelea interfamiliar, que acaba con el padre Grangerford y dos de sus hijos asesinados en una emboscada.

Huck, al ver lo que está ocurriendo, escapa y se sube a un árbol. Desde ahí ve como Buck y uno de sus primos también son asesinados. El protagonista se queda ahí, observando la escena, hasta que los Shepherdson se van. Tras despedirse del que había sido su amigo, Huck corre hacia el pantano y se reencuentra definitivamente con Jim. Juntos, vuelven al río.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 19

Los dos amigos siguen navegando río abajo e incluso encuentran una nueva canoa.

En esta canoa está navegando Huck para coger unas bayas cuando, desde un bosque cercano, aparecen dos hombres pidiéndole ayuda. Huck les deja subir, y pronto descubre que son dos estafadores que huían de una ciudad en la que les buscaban.

Ya reunidos con Jim en la balsa, uno de los hombres empieza a decirles que él es, en realidad, el Duque de Bridgewater. Burlándose de él, Huck y Jim comienzan a tratarlo como si fuese un duque. Esto hace que el otro hombre se ponga celoso y diga que él es Luis XVII, así que también lo tratan como de la realeza.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 20

Puestos a mentir, Huck les dice al Rey y al Duque que él es hijo de un agricultor, pero que perdió a su padre y a su hermano. Añade que Jim es el último esclavo que le queda y que, juntos, van hacia el sur de Orleans para vivir con su Tío Ben. Les explica que si viajan por la noche es porque hay personas que piensan que Jim es un esclavo huido. El Duque le dice que él encontrará el modo de viajar durante el día.

Un día, el Duque y el Rey planean ganar algo de dinero con una obra de teatro de Shakespeare. Para ello, desembarcan en una ciudad cercana, aunque no encuentran a nadie porque toda la gente está en un servicio religioso. No obstante, el Duque imprime anuncios y un volante falso con el retrato de Jim como esclavo fugitivo. Convence a Huck, a Jim y al Rey de que este volante les servirá como justificación para llevar a Jim con ellos, pues podrán decir que lo han capturado y lo van a entregar para ser recompensados.

Por su parte, el Rey engaña a una multitud en la reunión religiosa, haciéndose pasar por un ex pirata necesitado de dinero para redimirse, recaudando así más de ochenta y siete dólares.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 21

Las representaciones del Rey y el Duque no van del todo bien, pues pronuncian el famoso monólogo de Hamlet de memoria. No obstante, ganan algo de dinero.

Luego, van a otra ciudad en la que ocurre una gran tragedia, pues un Coronel asesina a un borracho.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 22

La multitud decide que el coronel debe ser juzgado por su crimen, así que acuden a detenerlo. Sin embargo, el Coronel aparece ante ellos con una escopeta y los llama ignorantes. Asustada, la gente huye cuando el hombre les apunta.

Mientras, Huck decide ir al circo. El espectáculo le asombra para bien y lo define como “lo mejor que ha visto”. Después, va a la representación de Shakespeare del Rey y el Duque, pero no mucha gente más acude. El evento es un gran desastre, pero el Rey y el Duque no se rinden y promocionan otra obra “solo para hombres”.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 23

La obra “solo para hombres” consiste en el Rey apareciendo desnudo, pintado y andando a cuatro patas. Una humillación con la que muchos espectadores se ríen, pero que encuentran insuficiente, pues esperaban un programa teatral más largo. Sintiéndose estafados, se enfrentan al Rey y al Duque, pero terminan llegando a un acuerdo: deciden promocionar el espectáculo sin decir que es un gran engaño, así ellos no serán los únicos estúpidos que cayeron en la trampa.

Así, consiguen estafar a otra tanda de hombres antes de escapar junto a Jim y Huck. En total, han conseguido casi quinientos dólares.

Ya navegando, Jim se sincera con Huck sobre su familia. Le cuenta que tiene esposa e hijos y que, una de sus hijas, es sorda. El día que perdió la audición, Jim la golpeó pensando que no le estaba haciendo caso, pues él le ordenaba algo y ella le miraba sonriendo sin hacerle caso. Jim no ha conseguido quitarse la culpa.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 24

Para que nadie sospeche de Jim y de que llevan un esclavo que va a ser liberado, Huck, el Rey y el Duque deciden disfrazarlo de árabe y, junto a él, colocan un cartel diciendo que está loco y que es mejor no acercarse a él porque tiene una enfermedad mental.

Cuando desembarcan en una ciudad, el Rey y Duque se enteran de que recientemente había muerto un hombre y que este había dejado una gran herencia a sus hermanos, que están a punto de llegar desde Inglaterra. Viendo una oportunidad, los dos estafadores deciden hacerse pasar por esos dos hermanos y reclamar la herencia.

Leer también:  Resumen del libro "Bajo la misma estrella" de John Green

Huckleberry Finn: resumen capítulo 25

Huck acompaña a los dos estafadores haciéndose pasar por su sirviente. La actuación del Rey y el Duque es convincente y todo el mundo, incluidas las hijas del fallecido, se cree que son los dos hermanos, a los que nadie realmente conoce ni ha visto nunca.

Los dos estafadores consiguen así, como herencia, una casa y tres mil dólares. Para no levantar demasiadas sospechas, deciden donar el dinero a las hijas y quedarse solo con la casa. Además, saben que podrán recuperarlo (robándolo de nuevo) en el futuro.

Solo un médico sospecha de la verdadera identidad del Rey y el Duque, advirtiendo a todo el mundo de que su acento británico es impostado. No obstante, la gente del pueblo defiende a los dos estafadores, pues ellos sí creen que son los dos hermanos y admirar, además, su bondad y generosidad.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 26

Tras la advertencia del médico, una de las hijas del fallecido interroga a Huck sobre Inglaterra y le pilla en algunas mentiras. Enfadada, la chica acusa a Huck de ser un estafador, pero otra de sus hermanas le reprende por su mala educación con su invitado. Huck, al ser consciente de la extrema amabilidad de la familia, se siente mal por lo que el Rey y el Duque están haciendo.

Decidido a hacer algo al respecto, Huck se esconde en la habitación de los dos estafadores y, cuando ven dónde esconden el dinero, espera a que se vayan para robárselo.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 27

Para que no le pillen con el dinero robado, Huck lo esconde en el ataúd del muerto el mismo día del entierro, por lo que su delito queda bajo tierra.

Mientras, el Rey y el Duque comienzan a organizar una subasta para vender las propiedades que han conseguido con la casa, desde los muebles hasta los esclavos.

Al poco, los dos estafadores se dan cuenta de que les han robado el dinero que guardaban en su habitación. Acusan a Huck del delito, pero este les convence de que los ladrones habrán sido los esclavos que ya han vendido. El Rey y el Duque se creen esta versión.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 28

Huck, que se ha hecho amigo de una de las hijas (llamada Mary Jane), termina confesándole todo. Ella, lógicamente, se enfada al enterarse de la estafa y de la verdadera identidad del Rey y el Duque. Para evitar que Mary Jane diga que Huck le ha contado la verdad y esto le cause problemas, le pide que se mantenga alejada del Rey y el Duque y promete darle las señas de dónde está el dinero.

La subasta organizada por los estafadores tiene lugar, y justo cuando están empezando a vender todo, llega una nave inglesa del que desembarcan los dos verdaderos hermanos del fallecido.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 29

Los dos hermanos, uno más mayor y otro más joven, dicen no poder probar su identidad porque su equipaje ha sido robado. Aprovechando esto, el Rey y el Duque mantienen su mentira.

Para resolver el misterio, el médico, que ya sospechaba de los estafadores, decide interrogar a las dos parejas de hermanos con el fin de descubrir la verdad. Al médico le acompaña un abogado que pide a los cuatro hombres que escriban para él. Uno de los hermanos reales no puede realizar la prueba, pues tiene el brazo roto. No obstante, los otros cumplen con lo solicitado. El abogado comprueba lo escrito por los tres hombres con las cartas que el fallecido conservaba. Sin embargo, ninguna coincide. El hombre con el brazo roto dice que era él quien siempre escribía las cartas, pero sigue sin poder probarlo.

Entonces, uno de los hermanos verdaderos asegura que el fallecido tenía un tatuaje de dos iniciales en el pecho y pregunta al Rey y al Duque qué letras eran. Para comprobarlo, se decide exhumar el cuerpo.

Al desenterrar al fallecido, descubren en el ataúd el dinero que Huck había escondido. Aprovechando la sorpresa de la gente, el Rey, el Duque y Huck aprovechan para escapar. Huck llega corriendo a la balsa donde le espera Jim y huyen río abajo, pensando que dejaba atrás a los estafadores que tantos problemas le estaban dando. Sin embargo, el Rey y el Duque han robado un bote y han conseguido alcanzarlos.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 30

El Duque y el Rey discuten sobre quién robó el dinero y lo enterró con el muerto. Llegan incluso a las manos, pero terminan emborrachándose y medio olvidándolo todo. Huck observa la escena con gran desesperación.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 31

El Rey está decidido a planear otra estafa para recuperar el dinero perdido, así que pide desembarcar en una ciudad. Tras un rato esperando a su regreso y un poco preocupados, Huck y el Duque dejan a Jim en la balsa y van a buscar al Rey. Como era costumbre, se lo encuentran bebiendo en una taberna, actividad a la que se une el Duque.

Huck aprovecha que los dos estafadores están en la taberna para escapar de ellos, regresar a la balsa e irse solo con Jim. Sin embargo, cuando llega a la balsa la encuentra vacía. Un hombre que pasaba por ahí le dice que Jim había sido capturado y vendido a la familia Phelps. Huck lo entiende todo: el Rey habría esperado escondido a que Huck y el Duque saliesen a balsa para secuestrar a Jim, entregarlo y sacar dinero.

Sin saber muy bien qué hacer, si salvar a su amigo Jim o no hacerlo (pues sería un delito), Huck toma la decisión de priorizar su amistad y, si acaso, ir al infierno.

El protagonista sale, pues, a buscar a Jim. De camino a la casa de los Phelps se encuentra al Duque, que le dice que Jim ha sido revendido. Luego, advierte a Huck que esté callado y no diga nada sobre sus estafas.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 32

A pesar de lo que le ha dicho el Duque, Huck decide continuar hacia la casa Phelps. Cuando llega, un montón de perros lo rodean, pero aparece una mujer, la tía Sally, que los ahuyenta. Cuando ve a Huck, le pregunta: ¿eres tú, verdad? Aunque el protagonista no sabe a lo que se refiere, contesta que sí.

Sally hace a Huck entrar en casa y le pregunta por qué ha llegado tan tarde. Huck le contesta, sin saber muy bien qué decir, que tuvo un accidente con el barco de vapor. Entonces, se escucha a alguien entrar.

El que entra es Silas Phelps, al que Sally, emocionada, le muestra a Huck diciendo que es Tom Sawyer. Huck, sorprendido y aliviado, se da cuenta de que esa mujer es la tía de su viejo amigo Tom, y que acaba de confundirlo con él.

Durante dos horas, Huck se hace pasar por Tom y cuenta historias que conoce. Luego, escucha un barco de vapor acercándose por el río y se da cuenta de que, en ese barco, posiblemente viaje el verdadero Tom. Pide entonces permiso para irse un momento a la ciudad.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 33

Huck corre hacia la ciudad para reencontrarse con Tom. Cuando ese momento ocurre, Tom se queda blanco pensando que ha visto un fantasma, pues todo lo que él sabía es que Huck estaba muerto. Después del susto inicial, los dos amigos se sientan a hablar y a ponerse al día, y Huck le cuenta lo ocurrido con sus tíos.

Tom decide que Huck se siga haciendo pasar por él y que regrese a la casa, él irá un rato más tarde.

Así, el protagonista vuelve a casa de los Phelps. Cuando aparece Tom, este se hace pasar por su hermano Sid.

En medio de tantos reencuentros, Silas comenta que su nuevo esclavo, Jim, le ha advertido sobre dos hombres que están en la ciudad y que dicen vender entradas para una obra de teatro que es una gran estafa. Gracias a este aviso, la ciudad entera está avisada y los dos hombres van a ser expulsados en breves. Por una especie de lealtad, Huck intenta alertar al Rey y al Duque para que escapen antes, pero para cuando sale de la casa de los Phelps y llega a la ciudad, se encuentra a sus dos antiguos compañeros de viaje siendo humillados antes de ser echados.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 34

Huck y Tom planean cómo salvar a Jim. La idea de Huck es bastante simple y podría funcionar: solo tienen que recuperar la balsa, liberar a Jim y llevarlo al río para continuar río abajo.

Cuando van a inspeccionar la cabaña de Jim, Tom decide que lo mejor será cavar un túnel de huida.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 35

Aunque el plan es simple, la imaginación de Tom y las ganas de que la historia sea más épica, le hacen inventar nuevas formas de salvar a Jim y de convertirlo en un prisionero de película que tiene que superar una serie de desafíos para conseguir escapar. Huck escucha a su amigo desesperado.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 36

La noche siguiente comienzan a cavar. En su fantasía, Tom quiere usar cuchillos, así que obliga a Huck a hacer lo mismo hasta que sus manos, llenas de ampollas, les piden utilizar un pico y una pala.

Al día siguiente, terminan de cavar el túnel y Jim puede salir. No obstante, Tom le dice que antes de escapar tiene que superar las pruebas que él ha inventado. Jim piensa que es un poco raro, pero termina aceptando.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 37

La tía Sally se da cuenta de que faltan cosas en casa (las que Tom y Huck están usando con Jim) y acusa a su marido de haber estado moviendo y robando. Silas le dice que no ha sido él, pero Tom ha sido listo como para dejar en sus bolsillos algunos de esos objetos para culpabilizarlo. La tía Sally se encierra en su habitación, enfada, y pide que no la molesten.

Tom sigue realizando esos pequeños hurtos que vuelven loca a Sally, que no entiende por qué objetos cotidianos desaparecen y aparecen.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 38

Una de las últimas pruebas que Jim tiene que superar es dejar una inscripción en las paredes de la cabaña, así que se pone a ello con una pesada roca que Tom y Huck le traen. No obstante, Jim cada vez está más cansado de los retos que le pone Tom y comienza a oponerse, impaciente por salir de manera definitiva y no alargar su condena.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 39

Huck y Tom pasan días intentando cazar ratas, serpientes, arañas y otros bichos. Tom quiere meterlos en la cabaña de Jim para hacerla así aún más horrible y propia de un prisionero.

Mientras, Silas envía cartas a una plantación de esclavos para anunciar que dispone de Jim. Para disuadirle de ello, Tom y Huck deciden enviarle cartas amenazantes en las que dicen que dos ladrones atacarán pronto su casa.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 40

Silas se toma en serio la seguridad de su casa tras las amenazas, así que pide a agricultores de la zona que monten guardias con él. Esto complica el plan de huida de Jim, Tom y Huck. No obstante, y a pesar del peligro, Tom se emociona ante la posibilidad de persecuciones y disparos y decide seguir adelante y escapar esa noche.

Cuando comienzan a alejarse de la cabaña con Jim, el pantalón de Tom se engancha a una cerca y el desgarro hace tanto ruido que alerta a los agricultores. Estos empiezan a correr hacia el ruido y a disparar. Por suerte, Tom, Huck y Jim consiguen esconderse a tiempo en un arbusto y los agricultores pasan por delante sin verlos.

Ya a salvo, los tres salen para dirigirse al lugar donde la balsa ha permanecido escondida todo este tiempo. Allí, Tom le dice a Jim que es un hombre libre. Sin embargo, cuando Jim ve que Tom ha recibido un tiro en la pierna, se niega a irse hasta asegurarse de que está bien. Huck está de acuerdo, así que se sube a la canoa y promete volver con un médico.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 41

Huck encuentra a un médico en la ciudad, pero este le dice que irá él solo a dónde Huck le indique que está la balsa. El protagonista, aunque duda, acepta y se queda durmiendo sobre una pila de leña. Cuando despierta ya es de día, pero el doctor aún no ha regresado.

Huck regresa a casa y se encuentra con Silas y con la tía Sally, que están felices de que no le haya pasado nada, pues llevaba toda la noche desaparecido y el caos de los disparos y las persecuciones les habían hecho temer lo peor. Sin embargo, siguen preocupados por Tom (que piensan que es Sid), pues de él no saben nada. Huck les dice que posiblemente esté por ahí intentando enterarse de lo ocurrido. Esto no tranquiliza a la tía Sally, que se pasa toda la noche en vela esperando a que Sid (Tom) vuelva.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 42

Al día siguiente, aparece el médico con Tom en una camilla, que está en inconsciente, pero vivo, y con Jim encadenado. La tía Sally se alegra de ver a su sobrino, al que se pone a cuidar de inmediato. Huck enseguida va a verlo y, justo en ese instante, Tom despierta. Asombrosamente, lo primero que empieza a decir es toda la verdad. La tía Sally escucha asombrada como habían sido Huck y Tom los que estaban detrás de todo el caos vivido en la casa.

Cuando Tom escucha que Jim ha sido encadenado de nuevo, empieza a gritar que no puede ser. Confiesa que sabe desde el principio que Jim es libre, pues la señorita Watson así lo dejó estipulado en su testamento.

Justo entonces entra en la casa la tía Polly, hermana de Sally y conocedora de la verdadera identidad de Tom y Huck, la cual revela a su hermana. Sally no puede creerse que los dos niños no sean sus sobrinos Tom y Sid, sino que sean Huck y Tom. Aunque algo enfadada, la tía Polly da la razón a Tom sobre lo de la señorita Watson y su decisión de liberar a Jim.

Huckleberry Finn: resumen capítulo 43

En el capítulo final, con las verdades ya reveladas, todo termina de arreglarse.

Jim recibe el reconocimiento y el agradecimiento de la tía Sally por haber cuidado de Tom. Este, que se siente un poco culpable por todas las trabas que le puso a Jim para ser un buen prisionero, le da algo de dinero como disculpa.

Luego, Huck pregunta por sus seis mil dólares, suponiendo que su padre se los quedó y desapareció. Jim, entonces, le cuenta que el hombre que apareció muerto en la casa flotante era su padre.

Finalmente, Huck cuenta que está planificando una huida hacia el oeste porque la tía Sally quiere adoptarlo y él no quiere tener que volver a ser educado y civilizado.

Personajes principales de Huckleberry Finn

Mark Twain es un escritor reconocido por cómo construye a sus personajes, caracterizándolos de un modo muy concreto gracias a su comportamiento, su lenguaje y sus valores. El modo en el que Huck es retratado es el mejor ejemplo de ello, aunque el resto de personajes no se quedan atrás.

Analicemos a los principales:

  • Huckleberry Finn: como protagonista, es el personaje que más evoluciona. Comienza siendo un niño de unos trece años asalvajado que es incapaz de civilizarse. Sin embargo, según avanza la novela, ese “asalvajamiento” tiene una razón de ser y Huck no se aleja de las normas sociales porque sí, sino que establece sus razones para hacerlo (rechazo a la hipocresía, a la violencia, etc.).

 

 

  • Padre de Huck: es un hombre alcohólico, egoísta y extremadamente violento. Su actitud hacia Huck, siempre abusiva, lleva al protagonista a huir. De alguna manera, la violencia que Huck recibe de su padre y que le obliga a iniciar el viaje por el río, es una metáfora a menor escala de la violencia que sufre Jim por ser negro.

 

  • Tom Sawyer: es el gran amigo de Huck y es conocido por su imaginación, que le lleva a dramatizar y complicar situaciones que, de otro modo, serían sencillas. Aunque como Huck vive aventuras, su comportamiento es mucho más infantil e ingenuo de principio a fin, mientras que el protagonista sí evoluciona y madura.

 

  • El Rey y el Duque: son dos estafadores que solo generan problemas. A diferencia de Jim o Huck, ellos huyen por delitos que han cometido, no porque realmente su existencia corriese peligro. De hecho, según avanza la novela, ellos se presentan como una gran amenaza y no como simples víctimas ingenuas y cómicas de sus propias meteduras de pata.

 

  • La señorita Watson y la viuda Douglas: ambas, pero especialmente la primera, representan el orden social y religioso. Intentan civilizar a Huck y, aunque la viuda Douglas adopta una actitud más maternal, ninguna de las dos entiende ni respeta cuáles son la personalidad y las necesidades de Huck, lo que hace que este se sienta alienado y quiera escapar. Se convierten así en un símbolo de la moralidad hipócrita que el protagonista rechaza, sobre todo porque ambas se presentan como buenas mujeres, pero luego son autoritarias e incluso esclavistas.

 

  • La tía Sally y Silas Phelps: este matrimonio también representa las contradicciones de una sociedad que vela por los valores del cristianismo, pero luego compra y vende seres humanos.

 

  • Las familias Grangerford y Shepherdsons: aunque su aparición pueda ser anecdótica (solo una aventura más), cumplen una función muy importante. Representan la idea de que ir a la iglesia y predicar valores como el amor al prójimo, es solo un disfraz.

Análisis de los temas

Leyendo nuestro resumen de Las aventuras de Huckleberry Finn, habrás podido ver cómo la esclavitud o el cuestionamiento de la civilización son dos temas centrales de la novela. A continuación, vamos a analizarlos para entender su profundidad y su papel en la obra.

Leer también:  Resumen del libro "Notre-Dame de París" de Victor Hugo

La civilización vs. la libertad

Durante toda la novela se presenta esa idea de que Huck y Jim solo son realmente libres en el río. A pesar de las inclemencias del tiempo, la violencia de la tormenta siempre es menor que la violencia que se encuentran en la civilización. Una civilización que les obliga a ser sumisos y a renunciar a sus valores y su personalidad.

El ejemplo más claro de ello es Huck. Aunque en varias ocasiones, dentro de la civilización, se le ofrece la posibilidad de vivir “bien”, en un hogar, con dinero, con necesidades básicas cubiertas… Siempre termina rechazándolo y huyendo porque, para él, esa es la cárcel. En cambio, en la balsa, navegando, puede evolucionar como persona, tomar sus propias decisiones y ser libre. Lo mismo le pasa a Jim.

Mark Twain, de este modo, retrata la civilización como un lugar violento, hipócrita y que se rige bajo una moralidad que, en realidad, es inmoral. Esta es una idea que el autor toma de la Ilustración y de autores como Jean-Jacques Rousseau, que consideraban que la civilización puede corromper a los humanos.

La esclavitud

La época en la que se escribió la novela es la época de la guerra civil estadounidense. En este periodo bélico los estados del norte se enfrentaban a los del sur para conseguir abolir la esclavitud en todo el país. Mark Twain retrata este conflicto a través de sus personajes y, especialmente, a través de Jim.

Como esclavo, Jim ansía llegar al norte para tener la posibilidad de ser libre. Jim, además, es un personaje de una gran humanidad. Twain lo construye así para darle dignidad y demostrar que los negros eran personas, defendiendo su postura antiesclavista.

No obstante, hay quienes creen que este alegato antiesclavista no es suficiente. Se basan en que Jim es el único personaje negro que tiene cierto protagonismo y voz, pues el resto solo aparecen de manera anecdótica. Además, y aunque el tema de la esclavitud es central, en ningún momento de la novela se debate directamente e incluso se usan términos racistas (como pasa en Matar a un ruiseñor de Harper Lee).

La religión

Cuando la viuda Douglas y la señorita Watson intentan educar a Huck, lo hacen dando mucha importancia a la religión. Ellas mismas acuden a la iglesia con frecuencia. También lo hacen las familias Grangerford y Shepherdsons. No obstante, todos estos personajes, a la hora de la verdad, no actúan según los preceptos cristianos de la bondad y el amor al prójimo. La señorita Watson, por ejemplo, compra y vende personas como si fuesen objetos, y las dos familias enemigas se asesinan macabramente entre ellos.

Mark Twain realiza así una crítica mordaz hacia la religión institucionalizada, la cual se preocupa más por las apariencias que por las acciones concretas. No importa que no seas un buen cristiano si vas a la iglesia y dices ser un buen cristiano. En este sentido, recuerda a El guardián entre el centeno de J. D. Salinger, aunque en el caso de esta obra la crítica va más dirigida a la hipocresía resultado del capitalismo.

La influencia de Las aventuras de Huckleberry Finn

A pesar de los años que han pasado desde su publicación, Las aventuras de Huckleberry Finn sigue siendo una novela leída y reconocida. De hecho, es una obra que ha traspasado fronteras y que no solo se quedó en las librerías estadounidenses.

Por ejemplo, en 1976, en Japón, Anime News Network y Fuji TV produjeron un anime para televisión basado en este libro, para la que incluso se creó una canción. Al ser dibujos, esta adaptación pudo traerse a otros países como España, en la que la voz de los actores de doblaje japoneses (Seiyū) se cambió por la de actores de doblaje cubanos.

Como esta, hay otras muchas adaptaciones tanto audiovisuales como literarias. Si es así es por la universalidad, no tanto de los temas, sino de los personajes. Al ser un libro de aventuras protagonizado por niños, permite que la obra sea disfrutada desde edades tempranas, pudiendo luego releerse desde la visión adulta para percibir la crítica social.

Más allá de lo literario, el nombre Huckleberry Finn también ha llegado a la psicología. Así, se conoce como “síndrome de Huckleberry Finn” a una actitud que lleva a una persona a eludir responsabilidades y vivir siempre como un niño.

Las aventuras de Huckleberry Finn: preguntas y respuestas

Para terminar con este análisis y resumen de Las aventuras de Huckleberry Finn, vamos a resolver algunas dudas y cuestiones sobre la obra.

¿Cómo utiliza Twain el humor en la novela?

Es innegable que Twain tenía un sentido del humor y que supo introducirlo en la novela. Lo vemos en cada aventura del protagonista, que muchas veces resulta ridícula. Un ejemplo es cuando miente y se enreda cada vez más en la mentira, como le ocurre en casa de la tía Sally al decir que él es Tom y que Tom es Sid.

Esa ridiculización de ciertas situaciones le permitió hacer una crítica satírica, pero aguda, de aspectos como la esclavitud. Así, consigue que este libro (y el resto de su obra) tenga una doble lectura: una superficial y más humorística que le llevó a ser considerado un autor juvenil, y otra mucho más profunda y crítica con su época.

¿Cuál es el papel de la amistad en la novela?

Las aventuras de Huckleberry Finn no podrían entenderse sin la amistad. El protagonista, Huck, prioriza el valor de la amistad por encima de todo. Hacia sus amigos (incluso quienes lo son a medias, como el Rey y el Duque) siente una lealtad total que le lleva a elegir siempre el bienestar de ellos frente al suyo. En varias ocasiones, por ejemplo, decide ayudar a Jim cuando, egoístamente, él podría seguir adelante o incluso ganar dinero vendiéndolo.

Huck es, por lo tanto, un rayo de luz entre los intereses egoístas de otros personajes de la novela y de la sociedad en sí, que Mark Twain critica por esclavista, clasista y conservadora. Huck prioriza siempre sus valores ante las normas sociales o el puritanismo religioso.

En este sentido, su amistad recuerda a la de los protagonistas de De ratones y hombres.

Personajes

¿Cómo cambia Huck Finn a lo largo de la novela?

Huck comienza la novela como un niño, y va creciendo y madurando a lo largo de ella.

Siempre se mantiene fiel a sus valores, como hemos visto, pero cada vez lo hace de una manera más reflexiva y consciente de sus elecciones y de su moralidad. Es decir, empieza siendo un rebelde sin causa, pero termina cuestionando sus creencias y encontrando un porqué a esa lucha contra lo establecido. En este sentido, es ilustrativo como al principio no tiene una opinión sobre la esclavitud. Es amigo de Jim y quiere que sea libre, pero es según avanza la novela que se plantea lo injusto que es el sistema de compraventa de esclavos y ve la necesidad de tratar a los negros como seres humanos con derechos.

¿Qué importancia tiene el personaje de Jim en la novela?

Jim no es solo el compañero de aventuras de Huck, sino quien le abre los ojos hacia la realidad de la esclavitud (tema central de la novela). Por lo tanto, al autor Mark Twain el personaje de Jim le vale para representar la humanidad de los esclavos negros, haciendo asimismo una crítica al sistema que los compra, los vende y los tortura.

Por otro lado, es un personaje principal que mueve la trama. Su viaje hacia la libertad, que se encuentra río abajo, yendo hacia los estados el norte, es el que les conduce hacia aventuras múltiples.

¿Cómo retrata Twain a la viuda Douglas y a la señorita Watson?

Ambas mujeres se presentan de una manera similar, pero también diferente. Lo que las hace similares es que las dos representan la civilización, los modales y las costumbres sociales.

No obstante, la viuda Douglas es retratada como más bondadosa. Se preocupa por Huck, intenta adoptarle y se convierte en una figura maternal para él. A pesar de todo esto, no deja de ser una mujer muy influenciada por la religión y la sociedad que quiere a Huck, pero solo si se comporta y si se mantiene “civilizado”.

La señorita Watson también representa estos valores, pero de una manera más extrema. Es ella quien tienen en su poder a Jim y quien planea venderlo, aunque se arrepienta en su lecho de muerte. Se subraya así su hipocresía, pues se cree muy bondadosa, pero luego es esclavista y trata a Jim como un objeto.

¿De qué manera contribuyen los personajes secundarios al desarrollo de Huck?

Los personajes secundarios con los que se encuentra Huck no solo le llevan a vivir aventuras, sino que influyen en su comportamiento. Desde su padre, cuya violencia le impulsa a huir, hasta la señorita Watson, que también le hace querer huir de la civilización. Todos dejan una huella en la historia y la personalidad del protagonista.

Por supuesto, quienes más influyen y que lo hacen de forma positiva, son sus amigos. Especialmente Jim y Tom son siempre un motor de cambio para Huck, que prioriza su amistad.

Contexto histórico

¿Cómo refleja Las aventuras de Huckleberry Finn las cuestiones sociales y culturales de la época?

Aunque la esclavitud y la hipocresía, una sociedad que se cree moralmente perfecta, pero compra y vende personas son los dos grandes temas, hay otras muchas cuestiones sociales y culturales que se tratan en Las aventuras de Huckleberry Finn.

Uno de ellos es la contraposición entre la civilización y la naturaleza. En su viaje, Huck está mayoritariamente en el río, un lugar salvaje donde los peligros son las tormentas. A este paisaje se oponen las diferentes ciudades por las que va pasando, aunque en ellas también se encuentra grandes peligros. Por lo tanto, hay una contraposición, pero también una semejanza, pues el autor muestra lo más salvaje de la ciudad (enfrentamientos entre familias, persecuciones, justicia sin jueces…). Además, Huck se siente más libre y “civilizado” en la naturaleza, que en la ciudad.

Por otro lado, la novela también presenta una crítica mordaz a la educación religiosa y conservadora. Muchos personajes se creen más educados que Huck, pero la realidad es que él tiene mucho más claros y presentes sus valores, mostrándose más humano que cualquier otro. El autor plantea, pues, que quizá la educación formal no es la adecuada ni la más válida.

¿Qué importancia tiene la esclavitud en la novela?

La esclavitud es un tema central en la novela. El autor Mark Twain quería reflejar lo opresivo, injusto e inhumano del sistema esclavista. Para ello, da un gran protagonismo a Jim, que le sirve para mostrar la humanidad de la que la sociedad les estaba despojando a los negros. Huck actúa como el personaje que ve y reconoce esa humanidad, quizá para que los lectores adopten también esa mirada.

¿Cómo critica Twain a la sociedad en la novela?

Twain critica especialmente la hipocresía de la sociedad. Ridiculiza cómo muchos personajes se creen bondadosos y educados cuando la realidad es que son opresores y niegan los derechos de otras personas. El escritor describe varias situaciones en las que esa hipocresía se hace evidente.

¿En qué medida el contexto histórico de la posguerra civil americana influye en la narrativa?

El viaje que Jim quiere hacer es del sur hacia el norte, donde la esclavitud se había abolido. La guerra civil americana enfrentó al sur y al norte por esa abolición a la que los estados del sur tardaron más en acogerse. Esa contraposición entre una zona del país y la otra es la que impulsa el viaje de Jim y, por tanto, el de Huck. Es un viaje hacia la emancipación que, metafóricamente, es el viaje que todo Estados Unidos estaba haciendo.

Además, a través del personaje de Huck frente al resto de la sociedad, se retrata esa guerra.

Estilo literario

¿Cómo utiliza Twain el dialecto en la novela?

Mark Twain utiliza el dialecto en la novela para reflejar las diferencias sociales. Mientras que personajes de clase alta (como la viuda Douglas o la señorita Watson) utilizan un lenguaje elevado, Huck utiliza palabras y expresiones propias de la jerga, es decir, de un lenguaje nada formal y propio de personas que no han recibido educación académica.

Jim también tiene su propia manera de hablar, que representa el argot de los negros afroamericanos. De este modo, también se pone en valor la riqueza y diversidad lingüística del territorio, dando autenticidad a los personajes y a la obra en sí.

¿Cómo contribuye la estructura de la novela a sus temas?

La novela sigue una estructura lineal, lo que ayuda a reflejar el propio viaje físico y emocional que realizan los personajes.

Según avanzan por el río, los personajes evolucionan. Esto es claro con Huck, que madura y desarrolla su personalidad y sus valores durante el viaje.

Por supuesto, esa estructura lineal también permite una organización lógica y sencilla de los episodios, las aventuras, las situaciones representadas…

¿Cómo utiliza Twain la sátira en la novela?

El humor de Twain en la novela se basa en la sátira, lo que le permite hacer una crítica mordaz, aguda e irónica que ridiculiza a la sociedad y los estereotipos raciales. No obstante, esa sátira no le impide ser severo.

¿De qué manera la narrativa en primera persona afecta a la percepción del lector sobre los eventos y personajes?

El hecho de que sea Huck quien narra su historia, como también ocurre en Manolito Gafotasayuda a crear una conexión con el lector. Esa conexión también se traduce en una mayor “credibilidad” de la historia. El lector sabe que todo es una ficción, pero la primera persona lo hace sentir más real, ya que el “yo” narrativo hace sentir la historia como más propia.

Simbolismo

¿Qué simboliza la balsa en la novela?

La balsa es la promesa de la huida. Sin ella, ninguno de los personajes puede escapar (de la esclavitud, de la educación, de la religión, de la policía…), por lo que es central para el desarrollo del argumento.

¿Qué significado tiene el río en Las aventuras de Huckleberry Finn?

El río es un símbolo de la libertad. Lo es para Jim, ya que navegar el río y llegar a los estados del norte implica ser libre y librarse del sistema de compraventa de esclavos, y también lo es para Huck.

De hecho, al final de la novela plantea volver a salir a navegar río abajo para liberarse de la presión por ser educado, responsable, civilizado… En el río es quien quiere ser, y nada ni nadie lo limitan. En cambio, en tierra firme debe cumplir normas y se mete en problemas.

¿Qué simbolizan en la novela las casas de los distintos personajes?

Las diferentes casas representan diferentes clases sociales. Así, la de la viuda Douglas y la señorita Watson representa la civilización y la clase pudiente (pero también su hipocresía), mientras que la casa del padre de Huck es la pobreza y la violencia.

¿Cómo se utiliza el viaje de Huck y Jim como un simbolismo de la búsqueda de la libertad?

Mark Twain hace una crítica hacia aspectos sociales, como son el sistema esclavista o ciertas normas sociales y religiosas que considera ridículas (y así las retrata en el libro). El viaje de Jim y Huck es su herramienta para hacer esa crítica. Cada uno por sus circunstancias, ambos personajes se oponen a lo que la sociedad espera y exige de ellos, por lo que emprenden un viaje que les aleja de esas obligaciones y limitaciones para alcanzar una libertad propia y un modo de vida definido por ellos mismos.

A través de Huck y Jim, el autor se enfrenta a lo establecido, planteando el viaje como la esperanza y como la decisión (o incluso protesta) individual que desequilibra y deslegitima el sistema.

 

¿Te has quedado con ganas de más? En ese caso, no dudes en comprar un ejemplar de Las aventuras de Huckleberry Finn a través de este enlace de Amazon.

 

María es una filóloga con una formación académica diversa y una especialización en lenguaje, discurso y comunicación. Graduada en Lengua y Literatura Española por la Universidad de La Rioja (2013-2017), destacó con una calificación sobresaliente de 9,025. Durante su carrera, participó en numerosos seminarios y cursos, como los Seminarios de Cine y Literatura Anglo-Americana y el curso de Escritura Creativa. Su tesis final, "Forensic Phonetics and Speaker lineups: theoretical and practical approach", muestra su interés por la fonética forense y los métodos de identificación de hablantes.

María continuó su formación con un Máster en Estudios del Discurso en la Universitat Pompeu Fabra (2017-2018), donde desarrolló su tesis "El packaging como discurso: el discurso de los packs de lácteos funcionales y naturales". Este trabajo analiza cómo el empaque de productos lácteos comunica y persuade al consumidor, explorando el empaque como una forma de discurso publicitario.

Además de su formación académica, María cuenta con certificaciones en gestión de comunidades y redacción de contenido, habilidades que le permiten crear y gestionar contenidos digitales de manera efectiva. Su conocimiento en lingüística, historia, lenguas clásicas, filosofía, geografía, arte, literatura y retórica complementa su capacidad para analizar y comunicar de manera precisa y persuasiva.

Su combinación de conocimientos teóricos y prácticos, junto con su experiencia en diversos campos, hace que María aporte una perspectiva rica y multifacética a cada resumen de obra literaria que realiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram