Resumen «La isla de los hombres solos» de José León Sánchez

Resumen La isla de los hombres solos de José León Sánchez
Tabla de contenidos

El castigo extremo era la ley en la Isla de San Lucas, una de las más famosas y más crueles cárceles del mundo. En ella estuvo preso el escritor José León Sánchez, que contó su experiencia a través de la ficción en La isla de los hombres solos.

En este resumen y análisis vamos a explorar no solo qué cuenta, sino también cómo lo hace y para qué. Una novela que, en definitiva, es testimonio y protesta.

 

La isla de los hombres solos: sinopsis

La acción de La isla de los hombres solos se desarrolla en la cárcel de San Lucas, una isla que sirvió como un presidio en Costa Rica.

En esta cárcel el castigo era el modo de tratar a los presos, a los que se torturaba hasta deshumanizarlos, para que fuesen incapaces de encontrar la libertad, ni siquiera dentro de su propio espíritu.

Este es, por lo tanto, un texto complejo, no por el modo en el que está escrito, sino por los temas que trata, en los que no falta la denuncia social y el testimonio.

 

La isla de los hombres solos: resumen

La isla de los hombres solos comienza con Jacinto, el personaje principal, siendo encarcelado en la Isla de San Lucas (Costa Rica), una prisión solo para hombres y donde las vejaciones, la violencia y la muerte son el pan de cada día.

A Jacinto, que es solo un niño de dieciséis años, se le acusa de haber matado a una mujer y a su hija, por lo que nada más llegar el resto de presos lo apodan como el “Matahijos”. No obstante, Jacinto insiste en su inocencia. Pero en San Lucas no hay declaraciones o pruebas que valgan, pues quien está ahí pasa a ser un preso más, víctima de las torturas, el hambre y el aislamiento.

A través de Jacinto, vamos conociendo las historias de otros presos, que muestran situaciones inhumanas y nos hacen trasladarnos al ambiente opresivo de la Isla de San Lucas. Algunos de los episodios más atroces que Jacinto describe son los de las muertes de compañeros, siempre causadas directamente por los carceleros y los “cabos de vara” (presos con autoridad que tenían permitido torturar a otros) o indirectamente por las condiciones en las que malvivían.

Un ejemplo es el del preso que tenía miedo al agua y al que los carceleros sumergían en el mar que, lleno de tiburones para evitar fugas, rodeaba la prisión. Antes de que muriese ahogado, lo sacaban para luego repetir el proceso, extendiendo su sufrimiento. Un día, los grilletes que sujetaban al preso se soltaron y le liberaron. Una libertad que parecía una condena a muerte. Sin embargo, como en un milagro, el preso consiguió dominar las olas, echo a nadar y desapareció. No se sabe qué pasó con él, aunque se da a entender que la muerte es la única manera de escapar de la Isla.

Las enfermedades como la peste o las infecciones eran la otra gran causa de muerte en San Lucas. Muchos presos terminaban comiendo los cadáveres de los que no sobrevivían, o prostituyéndose para conseguir un poco de pan.

La voz de Jacinto es la que narra su historia y la de otros, llegando a un final en el que la liberación ocurre. Un comité consigue entrar a la Isla de San Lucas y empezar a cambiar las cosas, haciendo que esa prisión dejase de ser un territorio sin ley. Se implementan, pues, protocolos de higiene, de buenos tratos, de educación y también derechos como el de la libertad condicional. Con el paso de los años, San Lucas dejó incluso de ser una cárcel y ahora es un lugar turístico.

En definitiva, La isla de los hombres solos se construye como una novela de múltiples historias, todas ellas inspiradas en hechos verídicos. El autor lo quiso así para poder mostrar la realidad de cárceles como en la que él mismo estuvo cuando, igual que Jacinto, fue condenado injustamente.

 

La isla de los hombres solos: resumen largo

Basándose en su propia experiencia como preso en la Isla de San Lucas, José León Sánchez cuenta la historia de Jacinto, el protagonista, y de otros hombres encerrados en esa prisión. Como si fuese una entrevista en la que no hay preguntas, pero sí respuestas y declaraciones de los diferentes personajes, el autor hace un cruento retrato de las condiciones de la Isla de San Lucas.

En esta cárcel ni la ley ni los derechos existen. Como si fuese una República independiente, en San Lucas reina la violencia, algo de lo que no tarda en darse cuenta Jacinto, que ha sido llevado allí acusado injustamente de matar a su novia y a la hija de esta.

La novela, por lo tanto, se estructura en diferentes episodios en los que se va escuchando la voz de diferentes presos. Para hacer un buen resumen de este libro, vamos a acudir a algunos de estos episodios.

 

Antes de llegar a la Isla de San Lucas

En el libro podemos conocer cómo era Jacinto antes de ser acusado y llevado a San Lucas. De él se nos dice que era un joven honorable y apreciado en su pueblo.

Sin embargo, todo cambió cuando un hombre llamado Don Miguel, se encaprichó de su novia María y decidió violarla y asesinarla junto a su pequeña hija.  A pesar de ser inocente, Jacinto es acusado del asesinato y, sin un juicio justo, lo envían a la peor prisión de Costa Rica, reconocida por acoger a los peores criminales.

 

La ubicación desoladora de la Isla de San Lucas

San Lucas es una prisión situada en el Golfo de Nicoya (Costa Rica). Fue un lugar real en el que el autor tuvo que cumplir con su sentencia. En su libro, describe cómo la prisión estaba rodeada de aguas llenas de tiburones y con enormes olas, lo que hacía imposible cualquier fuga.

Los hombres que eran enviados a San Lucas iban a morir, aunque sobre ellos no pesase la pena de muerte. Jacinto verifica que es así cuando ve las condiciones a las que se les somete: falta de higiene, enfermedades infecciosas, torturas sin justificación por parte de los verdugos, zoofilia, necrofilia, canibalismo…

El protagonista comprueba (y se lo hace saber al lector) que el castigo en San Lucas es constante, y que el objetivo es que los hombres que entren allí terminen denigrados.

 

El grillete como mecanismo de control

Jacinto explica que todos los presos están siempre atados con un grillete y una cadena. De este modo, pueden ser controlados y, debido al daño que produce ese mecanismo, también torturados. Encadenados tenían que realizar, además, trabajos forzosos como la minería.

El protagonista, por ejemplo, sufrió una herida provocada por las cadenas, que terminó infectándosele y dejándolo cojo de por vida.

Los presos se acostumbran a caminar o trabajar con las cadenas. Se adaptan a esa falta de libertad, que queda representada metafóricamente por el grillete, que les ata irremediablemente a San Lucas. Así, se refleja que no solo no pueden escapar físicamente, sino que sus almas y sus mentes también han sido encerradas.

 

Leer también:  Resumen del libro "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole

Las fugas imposibles

Por la situación de la Isla y las condiciones en las que viven, es imposible que los presos escapen. Aun así, Jacinto describe varios intentos de fuga, que acaban todos en la muerte de los perpetradores. La muerte se presenta así como el único modo de huir realmente.

No obstante, sí se cuenta la historia de un preso que consiguió salir de la Isla. Era un preso que temía el agua, por lo que los carceleros lo cogían de las cadenas y lo sumergían repetidamente en el agua que rodeaba la cárcel. Lo hacían sufrir con su miedo y también con la sensación constante de que se ahogaba. Sin embargo, un día, sin querer, dejaron escapar las cadenas y el hombre cayó al agua. A pesar de que parecía que se ahogaría, terminó encontrando el modo de nadar y desapareció aguas adentro. Nunca se volvió a saber de él y tampoco se encontró su cadáver, así que se deja la puerta abierta a una posible huida exitosa.

 

La estructura social dentro de la Isla de San Lucas

Además del director de la cárcel y los carceleros, que obviamente mandaban, en San Lucas también existen los llamados “cabos de vara”. Estos son, en realidad, presos que han aceptado el servilismo y actúan como verdugos.

Se colocan en una especie de estamento superior al resto de presos y tienen permitido participar en las torturas. Jacinto los describe como los más violentos y rabiosos, pues se creen que así se despojan de su realidad: el hecho de que siguen siendo prisioneros.

 

La República independiente

Uno de los directores de la prisión, Venancio Salvatierra López, que sentía su poder como único y fuerte, quiso llevarlo un paso más allá e intentar independizar la Isla de San Lucas. Su objetivo era dejar de depender de Costa Rica para tener incluso más libertad a la hora de imponer sus propias leyes.

Este episodio se narra con ironía y, en cierto modo, también humor, lo que contrasta con el realismo cruento que caracteriza la mayoría de la obra. Así, se presenta a Venancio Salvatierra López como uno de esos dictadores delirantes, al estilo de El señor Presidente de Miguel Ángel Asturias o El recurso del método de Alejo Carpentier.

 

El camino hacia la libertad

Igual que ocurrió con la San Lucas real, en el libro se narra cómo la cárcel, muy poco a poco, fue liberándose.

Esto ocurrió gracias a comités y asociaciones que consiguen llegar y entrar a San Lucas. Descubren así la realidad de los presos e intentan mejorar su situación. Por ejemplo, se empiezan a permitir visitas, aunque siempre con mucho control, y también se hacen mejoras en la higiene y la alimentación. Es así como Jacinto conoce a una prostituta de la que termina enamorándose y con la que se casa. Estas libertades hacen algo más feliz a Jacinto, aunque no son suficientes.

A pesar de conseguir su ansiada libertad, Jacinto no logra separarse nunca del todo de San Lucas. El efecto que la prisión ha tenido en él y en su personalidad se mantienen.

 

La isla de los hombres solos: personajes

Son varios los personajes que aparecen en La isla de los hombres solos, aunque su aparición muchas veces es anecdótica o sirve para retratar ciertas conductas y dinámicas de la cárcel. 

Así, Jacinto es nuestro personaje principal, a través del que habla el autor y, en consecuencia, el resto de presos (reales y ficticios). Veámoslo en un análisis más detallado:

  • Jacinto: entra en San Lucas como una persona inocente y, aunque nunca deja de ser inocente del cargo que le imputan (el asesinato de su mujer y una hija de esta), sí deja, en cierto modo, de ser “persona”. La isla lo corrompe y, poco a poco, lo deshumaniza. Se convierte en uno más, aunque a diferencia del resto, él sí muestra guardar cierta esperanza.
  • Los carceleros: representan la corrupción de la Isla. Son capaces de todo solo por sentir que son poderosos y que dominan a los reclusos.
  • Cabos de varas: son reos que cumplen funciones de verdugos, convirtiéndose en su mano derecha para infligir castigos a sus compañeros, hacia los que muestran una crueldad exacerbada. Teniendo ese poco poder, se creen superiores. Son personajes que sirven para mostrar cómo el poder corrompe y cómo siempre habrá quienes sirvan a sus propios torturadores.
  • Directores de la Isla de San Lucas: el que más relevancia tiene es el Coronel que intenta llevar a cabo la independencia de la Isla. No obstante, todos los directores se comportan de forma cruel, inventando cada vez peores torturas y sintiéndose orgullosos de su sangre fría. Podría entenderse su figura como una metáfora de la de tantos dictadores.

 

La isla de los hombres solos: análisis

La impresión que causa la novela La isla de los hombres solos se explica por los temas que quedan retratados en ella. Cuestiones como la deshumanización o la corrupción que, importante señalar, son las mismas que atravesó el autor José León Sánchez cuando recibió una sentencia injusta y acabó pasando décadas en la Isla San Lucas.

Por lo tanto, a través del personaje ficticio de Jacinto, escuchamos las reflexiones que Sánchez hizo desde la prisión. De hecho, fue estando allí donde escribió la obra, que se publicó de manera clandestina cuando aún era un recluso, animado por sus compañeros que le pidieron que relatase la experiencia colectiva de todos. Es así como La isla de los hombres solos se convirtió en un grito a favor de los derechos humanos.

 

La deshumanización

Cuando llega a la prisión, a Jacinto terminan llamándolo “Matahijos”. A José León Sánchez le pasó lo mismo, solo que su apodo (tanto dentro de la prisión como en medios de comunicación) fue “El Monstruo”. Esta es una de las muchas formas de deshumanización que se muestran en la novela.

Porque perder el nombre, que es lo que te identifica como persona, implica que nadie te llame, que nadie te reconozca por quien eras antes y que solo seas quien eres en la prisión, es decir, un recluso violentado y violento. De este modo, en lugar de establecerse lazos de amistad o simplemente de colaboración entre los reos, estos dejan de verse como personas y se convierten en animales enfrentados entre sí debido a un sistema que los obliga a ello.

Otro aspecto deshumanizante que también queda reflejado en la novela porque el autor así lo vivió fue el uso de un lenguaje burdo, alejado de lo que podría hablarse fuera de los límites de la isla. De nuevo, una representación de cómo allí no había seres individuales ni la posibilidad de expresarse.

 

La libertad del cuerpo y del espíritu

Jacinto no llega a abandonar la esperanza de ser libre, pero la libertad pasa a ser algo diferente a lo largo de la novela. Cuando empieza la historia, la libertad significa estar fuera de San Lucas, es decir, es una cuestión puramente física.

Sin embargo, y según avanzamos en la lectura, percibimos los cambios que sufre Jacinto y cómo, más que perder su libertad para moverse, también pierde su libertad para pensar y para ser. El lugar determina su comportamiento y su identidad (algo que también ocurre en La Casa de Bernarda Alba), lo que realmente aprisiona a los reos.

Leer también:  Resumen de "Doña Bárbara" del autor Rómulo Gallegos

De hecho, en varios momentos de La isla de los hombres solos se plantea que la muerte es realmente la única escapatoria. Solo dejándose abandonar totalmente puede uno escapar de la Isla, pues incluso aunque su cuerpo pueda salir de ella, su alma quedará para siempre “manchada”. Esto es algo resulta aún más evidente cuando, al final de la novela, Jacinto no logra “alejarse” de San Lucas.

 

La reinserción vs. el castigo físico

Hay dos maneras de leer La isla de los hombres solos. Por un lado, se puede hacer una lectura testimonial, entendiendo que la de Jacinto es la voz de José León Sánchez y de otros tantos presos que cuentan lo que les ocurrió en San Lucas.

Sin embargo, hay una segunda lectura mucho más profunda y filosófica, en la que los testimonios son la puerta a la reflexión sobre el actual sistema penitenciario. ¿Es el castigo realmente el medio más adecuado para lograr esa reinserción y rehabilitación que se espera tras una estancia en la cárcel? Aunque casos como el de San Lucas, Guantánamo y otras cárceles donde las torturas han sido reconocidas, parecen excepcionales, en casi todas las instituciones penitenciarias se cometen delitos contra los presos, a los que se deshumaniza en cierto grado.

Por lo tanto, la escritura de Sánchez no es solo una “reseña” de lo ocurrido, sino una protesta y una propuesta. Una protesta por los crímenes cometidos y legitimados, y también una propuesta a cambiar las cosas. El castigo no reinserta, y casos como el de Jacinto lo prueban: es incapaz de huir una vez que su cuerpo y su espíritu están aprisionados, una vez que le han despojado de su humanidad y dignidad.

Este mensaje que lanza la novela es la que la ha convertido no tanto en un clásico, sino en un icono en Sudamérica y en el mundo entero. Su relevancia queda evidenciada al ser la novela costarricense más traducida (del español fue traducida a idiomas como el inglés o el alemán) y al haber sido adaptada tanto al cine (en 1974) como al teatro (con un primer montaje en 2016).

 

La corrupción política y humana

En la novela hay una clara crítica a la corrupción que se da dentro del presidio, donde los trabajadores torturan y manipulan a los presos, llevándolos a un sufrimiento extremo. También existían abusos entre los presos, que, deshumanizados, cometían violaciones, asesinatos, mutilaciones, necrofilia y otros actos de suma crueldad.

Esa corrupción interna se daba gracias a la corrupción externa, ya que el Gobierno de Costa Rica siempre supo de lo que ocurría en San Lucas. Es por ello que Sánchez se preocupa de evidenciar que así era, y que solo fue por la llegada de voluntarios y comunidades religiosas que los presos pudieron recibir un trato algo más humano, pero que, en ningún caso, compensaba o eliminaba el daño realizado.

 

Preguntas y respuestas sobre La isla de los hombres solos

Para acabar este análisis y resumen de La isla de los hombres solos, vamos a contestar a algunas cuestiones sobre la obra.

 

Detalles del libro

 

¿Cuántas páginas tiene La isla de los hombres solos?

La isla de los hombres solos tiene 234 páginas (el número puede cambiar según ediciones).

 

¿Quién es el autor de La isla de los hombres solos?

La isla de los hombres solos la escribió José León Sánchez, que se inspiró en sus propias vivencias en la Isla de San Lucas.

 

¿Cuándo se publicó La isla de los hombres solos?

La isla de los hombres solos se publicó por primera vez en 1968.

 

¿Cuál es el género literario de La isla de los hombres solos?

La isla de los hombres solos es una novela, por lo que pertenece al género narrativo.

 

Historia y contexto

 

¿Cuántos años estuvo en la cárcel José León Sánchez?

José León Sánchez estuvo en la cárcel 30 años.

 

¿Qué inspiró a José León Sánchez a escribir La isla de los hombres solos?

José León Sánchez se inspiró en su propio internamiento en la Isla de San Lucas. Como su protagonista Jacinto, Sánchez fue acusado de un crimen que no había cometido: el robo de unas reliquias en la Basílica de Los Ángeles en el año 1950. Este robo se consideró todo un sacrilegio, así que Sánchez, además de ganarse el odio de toda Costa Rica, fue condenado a cadena perpetua. Tenía solo dieciséis años.

No fue hasta 1999, tras intentos de fuga, de suicidio y tres décadas de supervivencia en un entorno como la cárcel, que la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica absuelve a Sánchez. La Iglesia Católica también le pide disculpas por unas acusaciones que se hicieron sin fundamento y que le costaron parte de su vida.

 

¿Cuál es el contexto histórico en el que se desarrolla La isla de los hombres solos?

En 1950 el autor José León Sánchez es acusado de un crimen que no ha cometido y es encarcelado en la Isla de San Lucas. A esta prisión enviaban a los presos considerados más violentos o que habían cometido crímenes de gran ultraje. Aquello de lo que acusaban al escritor, el asalto a la Basílica de Los Ángeles, se consideraba un crimen de este tipo, por lo que fue condenado a cadena perpetua en San Lucas.

Esta cárcel era conocida por las torturas y las malas condiciones que se imponían a los presos. José León sufrió todo esto, desde tener que comer poco y con las manos hasta solo poder ver el sol una hora cada día, pasando por los golpes y las humillaciones de los verdugos. El contexto de esta cárcel es el que, mediante una autoficción, Sánchez narra en el libro La isla de los hombres solos.

 

¿Qué importancia tiene La isla de los hombres solos en la historia de Costa Rica?

Para Costa Rica La isla de los hombres solos es mucho más que un libro; es el retrato de una institución que formó parte de su historia, pero cuya realidad no era conocida socialmente y quedaba silenciada igual que las voces de quienes acababan en esa cárcel.

Lo narrado por José León Sánchez es, por lo tanto, parte de la memoria histórica del país.

 

Resumen y argumento

 

¿Cuál es el argumento principal de La isla de los hombres solos?

A través de los relatos de diferentes presos, todos ellos ficcionados, José León Sánchez cuenta cómo era la vida (o, mejor dicho, la supervivencia) en la Isla de San Lucas. Él estuvo allí encerrado por un crimen que no cometió. Como sus compañeros, aunque algunos fuesen culpables de graves crímenes, tuvo que sufrir las torturas, las nefastas condiciones, la deshumanización y el aislamiento de esa prisión y de quienes la gestionaban.

En esta novela el autor recoge los testimonios de todos esos presos, y de él mismo. Narra sucesos como los intentos de fuga fallidos, las enfermedades que circulaban continuamente por las celdas debido a la falta de salubridad, o las violencias de todo tipo a las que eran sometidos los reos.

Leer también:  Resumen de "La ladrona de libros" de Markus Zusak

 

¿Cuál es el conflicto central en La isla de los hombres solos?

Podría decirse que el conflicto central de La isla de los hombres solos es la deshumanización de los prisioneros. Ellos luchan por mantener su humanidad, pero la Isla de San Lucas es un lugar que los atrapa y que les convierte en “cosas”, seres que ya no tienen una vida como tal.

 

Ubicación y accesibilidad

 

¿Dónde está la isla de los hombres solos?

La Isla de los Hombres Solos es, tal y como se explica en la obra, la Isla de San Lucas. Esta isla se encuentra en el Golfo de Nicoya, frente a la costa del Pacífico de Costa Rica. Actualmente, tras años siendo una de las prisiones más cruentas, es un Parque Nacional.

¿Qué características geográficas tiene la Isla de San Lucas?

La Isla de San Lucas, geográficamente hablando, destaca por su flora y fauna. Gracias a su oscilación climática (la estación seca que abarca de diciembre a abril y la estación lluviosa que va de mayo a noviembre), en la Isla conviven murciélagos, monos congo, ardillas, iguanas, venados cola blanca, guatusas o tepezcuintles, además de decenas de diferentes especies de aves y reptiles.

En cuanto a su flora, en la Isla se cuenta con casi 100 especies de árboles y arbustos. Especialmente importantes son los bosques caducifolios.

 

Personajes

 

¿Quién es el protagonista de La isla de los hombres solos?

Jacinto es el protagonista de La isla de los hombres solos. Su historia es de la que más sabemos y las del resto de personajes las conocemos gracias a él. Jacinto (es decir, el propio autor) actúa como cronista/narrador de lo que ocurre en la Isla.

 

¿Qué papel juegan los guardias en la historia de La isla de los hombres solos?

Los guardias son los que terminan de deshumanizar a los reos. Ellos, que están por debajo de la orden del director, son quienes ejercen el poder y la violencia sobre Jacinto y el resto de presos.

Se caracterizan por estar ellos mismos deshumanizados y ser incapaces de empatizar con el dolor o el sufrimiento ajeno, pues ellos solo son capaces de crearlo. Infligen castigos que inventan y que aumentan en crueldad. Lo hacen con el único objetivo de ver a los presos sufrir y de, a través de su “trabajo”, enriquecerse.

 

¿Cómo se desarrollan los personajes a lo largo de La isla de los hombres solos?

Jacinto es el gran ejemplo del desarrollo de los personajes que están en la isla. Él llega como un hombre “normal”, pero según avanza la novela y pasa tiempo en la prisión, todo en él cambia, desde su nombre, que ya no es Jacinto, hasta su comportamiento o lenguaje, los cuales debe adaptar según sus circunstancias.

 

¿Qué simboliza la figura del prisionero en La isla de los hombres solos?

El prisionero es el hombre al que se le quita no solo su libertad física, sino también su libertad mental y de espíritu. Una vez llegan a la Isla de San Lucas y permanecen un tiempo allí, todos los prisioneros desisten de ser humanos. No importan ni sus nombres, ni quiénes son, ni qué han hecho, allí solo son “objetos” con los que los carceleros pueden hacer lo que quieran.

Simbolizan, pues, la deshumanización y la soledad extremas y forzadas, las cuales desconectan a los presos de la realidad. De este modo, también se retrata y se critica la violencia, la brutalidad y la injusticia del sistema penitenciario.

 

Temas y mensajes

 

¿Cuál es el tema principal de La isla de los hombres solos?

El tema principal de La isla de los hombres solos es la deshumanización que resulta de sistemas carcelarios y judiciales en los que la violencia manda.

 

¿Qué mensajes transmite La isla de los hombres solos sobre la justicia y el sistema penitenciario?

La isla de los hombres solos es una crítica al sistema penitenciario y judicial de Costa Rica. Por extensión, critica también a cualquier otro lugar del mundo en el que no se respetan los derechos de los presos.

Lanza también un mensaje de reflexión sobre el castigo. Lo hace cuestionando si no sería mejor apostar por un sistema en el que el foco es la redención y la reinserción.

 

¿Cómo se abordan los temas de la soledad y la esperanza en La isla de los hombres solos?

Los presos de La isla de los hombres solos sufren la soledad, algo que se indica desde el propio título del libro. Este es, por lo tanto, un tema central. A pesar de vivir todos la misma situación, los presos están aislados y suman al encierro de la isla, un encierro propio. No se relacionan entre ellos de un modo que no sea violento, pues el ambiente los lleva a la brutalidad, al enfrentamiento y a un aislamiento mayor.

 

Si quieres escuchar la voz de José León Sánchez, La isla de los hombres solos es su mejor testimonio. Puedes comprar un ejemplar de la novela a través de este enlace.

María es una filóloga con una formación académica diversa y una especialización en lenguaje, discurso y comunicación. Graduada en Lengua y Literatura Española por la Universidad de La Rioja (2013-2017), destacó con una calificación sobresaliente de 9,025. Durante su carrera, participó en numerosos seminarios y cursos, como los Seminarios de Cine y Literatura Anglo-Americana y el curso de Escritura Creativa. Su tesis final, "Forensic Phonetics and Speaker lineups: theoretical and practical approach", muestra su interés por la fonética forense y los métodos de identificación de hablantes.

María continuó su formación con un Máster en Estudios del Discurso en la Universitat Pompeu Fabra (2017-2018), donde desarrolló su tesis "El packaging como discurso: el discurso de los packs de lácteos funcionales y naturales". Este trabajo analiza cómo el empaque de productos lácteos comunica y persuade al consumidor, explorando el empaque como una forma de discurso publicitario.

Además de su formación académica, María cuenta con certificaciones en gestión de comunidades y redacción de contenido, habilidades que le permiten crear y gestionar contenidos digitales de manera efectiva. Su conocimiento en lingüística, historia, lenguas clásicas, filosofía, geografía, arte, literatura y retórica complementa su capacidad para analizar y comunicar de manera precisa y persuasiva.

Su combinación de conocimientos teóricos y prácticos, junto con su experiencia en diversos campos, hace que María aporte una perspectiva rica y multifacética a cada resumen de obra literaria que realiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuál es tu maxima cualificación para este resumen?
5/5
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Telegram